Facebook Twitter Google +1     Admin
20070317235530-alejandro-lugo.jpg

A cargo de Josefa Bracero Torres.

  Su pérdida, en plenitud de facultades, dejó un vacío en la cultura nacional, en la radio, la televisión, el teatro y el cine, pero sobre todo, en los compañeros y compañeras que tuvieron el honor de compartir su espacio  Y es que el gran actor de teatro, radio, televisión y cine que fue Alejandro Lugo, además de incorporar su recia personalidad a los cientos y múltiples personajes que interpretó con  maestría de grande, tiene también entre sus virtudes un don natural, diría especial, el de ser un magnífico pedagogo en el difícil arte de la actuación dramática, conocimientos que comparte con aquella sencillez y espontaneidad digna de su altruismo.  En esas funciones lo conozco en Camagüey, en 1969, cuando viaja a esa ciudad para ayudar con sus conocimientos a la formación y proyección del grupo dramático de Radio Cadena Agramonte. Recuerdo que comienza la mañana en la azotea de la radioemisora haciendo ejercicios, para después `pasar al estudio a ofrecer sus clases teóricas y prácticas. Y así se mantiene durante varios meses.  Son muchas las personas que lo recuerdan con amor, entre ellas Alden Knight, que lo refiere más que un maestro, como un padre, que lo aconseja y ayuda a abrirse paso en el apasionante y a la vez difícil sendero del arte. De su mano generosa se integra al selecto grupo de profesores de la Escuela de Formación de Actores del ICR, de la que se nutren los micrófonos y las pantallas a partir de los años setenta del pasado siglo.  Sobre este tema, la gran actriz Fela Jar, recuerda: “ Cuando la guerra civil española, emigraron hacia Cuba personalidades del teatro en España que formaron la Academia Libre de La Habana, entre ellos José Rubia Barcia. Traían todo el conocimiento del teatro de Europa, con una técnica de primera. Y los alumnos “chiquilines”, los más jóvenes del grupo eran Antonio, Ñico, Hernández y Alejandro Lugo. De ese grupo salieron Martínez Aparicio, Modesto Centeno, Marisabel Sáenz y otros que después formaron la Academia de Arte Dramático. En Alejandro Lugo quedó un maestro y gracias a él además de ayudarnos a los actores más jóvenes, el ICR le debe la Escuela de Formación de Actores. Él fue quién estuvo al frente de esa Escuela. De allí surgieron muchos buenos actores y actrices, como Susana Pérez, Natacha Díaz, Yolanda Ruiz, Idelfonso Tamayo e Irela Bravo, entre otros. Fue un maestro, sus alumnos hablan con amor de él y de Alfredo Perojo y Alden Knight, que también fueron profesores allí. No he podido olvidar la frase de Alden en la despedida de duelo de Alejandro Lugo.  ”Ha caído un roble”. Hay una anécdota muy linda sobre los valores de Alejandro Lugo que Fela Jar nos comenta:  “Alejandro Lugo en unión de Bellita Borges, una gran compañera, primera figura también de Crusellas y Compañía,  se daban a la tarea en la época de reyes, de pedirles juguetes a los artistas. No importaba el tipo, si eran nuevos o el uso que tuvieran. Se pasaban las noches arreglándolos y poniéndolos como nuevos. Después recorrían los barrios humildes de la Habana para entregarlos a los niños más pobres. Eso ocurre en los años finales de la década de los cincuenta.” Antes de entregarse totalmente al trabajo artístico, siendo muy joven, es visitador médico, marinero, profesor de natación y boxeador...  Siempre recuerdo una anécdota que le escuché comentar jocosamente que se relaciona con el Kid Chocolate, esa gloria nuestra del boxeo cubano para todos los tiempos.  Lugo contaba que El Kid lo estimula mucho y en una ocasión que va a verlo boxear, se enfada con Lugo y abandona la sala. Y todo es porque Lugo, desesperado porque el adversario no quiere boxear baja los brazos y pone el rostro a su alcance. Después el Kid le dice “eso no lo hagas jamás, ningún buen boxeador le ofrece su rostro al contrario”.  Como primer actor se desenvuelve en la radio, el teatro, la televisión y el cine. Desde principios de la década de los años cuarenta del pasado siglo ya trabaja en CMQ. El primer programa que le asignan es Diego Grillo, aventuras escritas por José Ángel Buesa. Por esa época las aventuras de Tarzán lo tiene interpretando dos personajes, el Wally y la mona chita. Tiene el gran honor – según refiere – de haber trabajado al lado de Rita Montaner en el programa radial Mejor que me calle.  A finales de la propia década de los años cuarenta, el pueblo se familiariza con una voz  y un nombre, que ya se pronuncia con respeto en las novelas, entre ellas El derecho de nacer, a la que siguen otras donde se impone por la calidad ascendente. Ya pertenece al cuadro dramático del Circuito CMQ y participa en sus principales programas. A la vez combina su trabajo en el teatro.  La prensa de la época destaca entre otras su actuación al lado de Violeta Casal en la obra Veinticuatro rosas rojas, que presenta la Sala Arlequín y  Desviadero 23 del Patronato del Teatro, por la cual recibe el codiciado Trofeo Talía y el de Antillana en el año 1956. También junto a Violeta Casal, lleva a la escena La Madre, seleccionada la obra más destacada de 1962 y la más vista a lo largo de la República. En la década de los años 50 del pasado siglo trabaja en importantes filmes en México y Cuba, entre ellos Casta de robles, una coproducción mexicana-cubana, donde comparte roles estelares con el actor David Silva y Siete muertes a plazo fijo, personaje principal que secundan figuras como Ernesto de Gali, Raquel Revuelta, Eduardo Casado, Rosendo Rosell y Maritza Rosales entre otros.  El cine de la Revolución lo tiene en películas como Entre tres y dos La pequeña pantalla de CMQ televisión se nutre con sus brillantes actuaciones en novelas, teatros, series policíacas, desde sus inicios el 18 de diciembre de 1950, cuando Marcos Behmaras estrena el primer programa policíaco para el espacio que más tarde se denomina Tensión en el Canal 6, con Alejandro Lugo en el rol protagónico...Entre los muchos personajes que protagoniza en el espacio El humo del recuerdo en CMQ televisión, es imposible olvidar el legendario -médico chino-.  En la televisión de 1960 trabaja en Sombras del pasado, que se cataloga como el mejor programa dramatizado de continuidad del año, original de Félix Pita Rodríguez, asume con acierto el personaje central de la obra, “el hijo de Enzio”.  Esta novela se presenta por Televisión Revolución los lunes, miércoles y viernes a las 9:30 de la noche. Otras actuaciones destacadas son las de Rosa Felipe, Ángel Toraño, Rafael Linares e Hilario Ortega, entre otros. También lo recordamos en Medea en el espejo, que la crítica señala como el mejor programa de televisión durante Julio de 1961. Ello se debe a las buenas actuaciones de un grupo de actores, entre ellos el personaje de “Perico Piedrafina”, que incorpora Alejandro Lugo. No podemos dejar de mencionar al “Lucas Fundora”, de Tierra o Sangre que el Canal 6 transmitía por segunda ocasión en 1976; el míster Danger de Doña Bárbara o el agente de la Seguridad del Estado “El Chino” de Para empezar a vivir o su presencia en la series Julito el pescador y La frontera del deber, de los años ochenta, entre tantos personajes y obras. 

Pero, por encima de todo lo grandioso que su profesionalismo inscribe con letras relevantes entre las figuras cumbres de la radiodifusión cubana, tal vez lo que no podremos olvidar nunca del inmenso Alejandro Cordo y que lo hará permanecer por siempre, es al Lugo, como simplemente le agrada que le dijesen, el Lugo que corre todas las mañanas, como uno más, a lo largo del malecón habanero; al que internamente conocemos, el que se preocupa por el bienestar de sus compañeros, el de la amplia sonrisa, el del merecido laurel de la jovialidad, autenticidad, generosidad... Por siempre y hasta siempre, Lugo, amigo, compañero.

Fuente:  www.radiocubana.cu

Comentarios  Ir a formulario



gravatar.comJose

Me hubiera encantado conocer a esta celebridad, entré en su familia al poco de fallecer él pero le admiro mucho.
Si alguien lo conoció y quiere contarle cosas a su nieta española escriban a estelamariab@hotmail.com.
Ella apenas lo vio una vez en su vida y siente mucha tristeza de no haberlo disfrutado más.
Abrazos desde España.

Fecha: 12/02/2010 16:19.


gravatar.comFlavia

hola soy la nieta de Alejandro Lugo,al igual q mi prima no lo pude conocer pero me encanto lo q escribieron de el

Fecha: 19/08/2011 21:12.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris