Facebook Twitter Google +1     Admin
20070609003504-gerardo.jpgUn popular programa de radio que  llega a una amplia audiencia del Sur de California y recorre las 100 millas de desierto y montaña hacia Victorville, dedicó una hora  al Héroe cubano Gerardo Hernández en ocasión de su cumpleaños  Gerardo Hernández, uno de los Cinco Héroes cubanos pasó otro cumpleaños en prisión, pero este año sucedió algo diferente. La solidaridad traspasó las rejas, los alambres de púas y las puertas metálicas de la prisión de Victorville, California para llegar a los oídos y el corazón de Gerardo.  Cantos sin Fronteras es un programa musical de dos horas que se trasmite todos los sábados de 6 a 8 de la noche en la estación de radio KPFK.  El popular programa de radio llega a una amplia audiencia del Sur de California y recorre las 100 millas de desierto y montaña hacia Victorville.  Tanya Torres, la animadora del programa hace más de dos años que entre trova, nuevo canto y música del mundo menciona el caso de los Cinco cubanos y sus injustos encarcelamientos.  Este año, Tanya pensó dedicarle una hora de las dos de su programa a Gerardo en ocasión de su cumpleaños y le pidió a algunos amigos envueltos en la lucha por la libertad de los Cinco que la ayudaran con su objetivo.  Los mensajes no se hicieron esperar. El correo electrónico de "Cantos sin Fronteras" se inundó de mensajes provenientes entre otros países, de Cuba, Venezuela, Argentina, Brasil, Bolivia, Alemania, Bélgica, España, e Italia.  Desde Puerto Rico Rafael Cancel Miranda, el independentista puertorriqueño le enviaba a Gerardo un emotivo mensaje y un poema.  Además, llegaron mensajes del norte y sur de California, incluyendo el del ex congresista Esteban Torres.  La animadora tuvo que usar las dos horas del programa y acortar los mensajes, y aun así no fue suficiente el tiempo para leerlos todos. Las dos horas le alcanzaron para leer solo 66 mensajes de los cientos que le habían llegado.  Pero además, el teléfono de la estación no paraba de sonar con personas que llamaban emocionados para saludar a Gerardo. Lamentablemente muchos se quedaron sin poder enviar sus mensajes al Héroe de la Republica de Cuba.  La nota especial fue la intervención de Adriana, esposa de Gerardo, entrevistada desde el hogar de ambos en La Habana, en el momento en que el programa estaba en el aire. Adriana con su dulce a inconfundible voz le deseaba a Gerardo un feliz cumpleaños y le enviaba desde la distancia todo su amor incondicional.  Desde hace ya casi 9 años Adriana no ha podido visitar a Gerardo, ya que el gobierno de Estados Unidos le niega ese derecho. Pero el sábado ellos estuvieron juntos.  Los Cinco estuvieron presentes también en Cantos Sin Fronteras, mediante canciones que le recordaban a Gerardo aquellos primeros meses compartidos con sus otros cuatro hermanos en una prisión de Miami.  Así fue como al programa llegó "El Necio" dedicado por René, "El Dulce Abismo"  obsequiado por Ramón, y Fernando le dedico una canción de salsa que Gerardo solía cantar con "insistencia" en aquellos días.  Tal vez el "acabaron conmigo" de Gerardo lo describe todo. Fue un día excepcionalmente feliz a pesar de las condiciones difíciles en las que se encuentran. Compartió con su amada, y con sus otros cuatro hermanos y con cientos de personas que desde diferentes rincones del mundo le recordaban que no estaba solo.  Varios prisioneros de Victorville escucharon también el programa. Uno de ellos le preguntó a Gerardo si no se le habían "aguado los ojos" porque a él sí se le habían "aguado" los suyos.  La música sin duda no tiene fronteras, le pertenece a todos y Cantos Sin Fronteras lo demuestra cada semana, pero el programa de este sábado auspiciado por Tanya Torres nos dice que tampoco existen fronteras en la lucha por la libertad y la justicia. 

Fuente:  Alicia Jrapko

Tomado de www.cubaperiodistas.cu

  

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris