20071120002203-julio-alberto-casanova.jpg

Se acaban de cumplir 41 años del programa musical "NOCTURNO", nacido y vigente en la emisora Radio Progreso con el tema musical "la chica de la valija", del italiano Fausto Papetti.

A partir de aquel instante "NOCTURNO" se convirtió en el acompañante permanente de la inmensa mayoría de los cubanos que participaban en las grandes movilizaciones y jornadas productivas, tanto en la agricultura como en la industria, en las escuelas en el campo, en la forja del amor de incontables parejas. En fin, en esos lugares como en escuelas en el campo, campamentos cañeros y en unidades militares se hacían grandes grupos que rodeaban un radio, y en silencio, hacían suya cada canción de "NOCTURNO".

No es exagerado decir que numerosos temas musicales de dicho espacio fueron asimilados por una generación de cubanos que fuera marcada por ese programa. "NOCTURNO" fue desde un principio uno de los pocos programas que sin identificarse se conocía de inmediato.

Es más, en una etapa, cumplió la función de convertirse en una ventana cubana por donde penetró lo mejor de la música internacional que se sumaba a lo mejor de la música cubana. Autores e intérpretes como Miguel Matamoros, Juan Formell, Juan Almeida, César Portillo de la Luz, Elena Burke, José Antonio Méndez, Omara Portuondo, Silvio Rodríguez, Pablito Milanés y muchísimos otros eran y son escuchados en el horario de "NOCTURNO". Sin lugar a dudas, en términos de identidad de imagen, a "NOCTURNO", siempre lo ha identificado su música, sus voces.

La balada, el pop y otros géneros musicales han sido seleccionados con gusto, maestría y respeto al oyente por parte de los realizadores de dicho espacio radial. Otro éxito indudable de "NOCTURNO " es haber imbricado, desde un principio, y armoniosamente, la música con el mensaje literario y a través de éste, la poesía. O sea, la poesía como expresión de un mensaje musical-literario en que han estado presente obras de Martí, Neruda, Machado, Miguel Hernández, Rubén Darío, Guillén, Mario Benedetti y Thiago de Melo, para citar algunos ejemplos.

 Razones de peso en el orden de la realización de un programa musical como "NOCTURNO" es lo que hace posible mantenerse en el gusto y preferencia de diferentes grupos etarios de la población cubana. Su línea evidentemente romántica, la calidad indiscutible de sus excelentes conductores, de sus declamadores, sus asesores y directores, hacen que al recordar la primera emisión de "NOCTURNO", síntamos hoy, salvando el tiempo y la distancia, ese recuerdo agradable que se escuchara por primera vez en agosto de 1966. 

De entonces a la fecha varios han sido los temas musicales para la presentación de "NOCTURNO". Recordemos a " Yo soy así", de los Pasos; " La playa, el mar, el sol, el cielo y tú", de los Fórmula V, "Dime que me quieres", de Roberto Jordán; "Coge mi mano", y " Es muy fácil", de los Mitos; "Oh, Oh, Ah, Ah,", de Los Ángeles y desde 1981, "Ser lo que espera", de los Dan y de la autoría de Alberto Vera. Indiscutiblemente, "NOCTURNO" ha llegado a ser un clásico en la programación musical cubana. Fuente:  Por: Rolando Álvarez02 de Noviembre, 2007

Tomado de:  (Cubarte).-