Facebook Twitter Google +1     Admin

Entre estrellas y peñascos

Publicado: 17/03/2008 12:06 por Tele y Radio en Radio
20080317170601-jimenez.jpgDice Alexander Jiménez, Premio Anual Juan Gualberto Gómez de Radio, que fue una estrella la que le alumbró el camino hacia el periodismo.

 

“No fue una estrella metafórica, sino de carne y hueso. Así se llama la mamá de una compañera mía en el preuniversitario Capitán Roberto Rodríguez de Santa Clara, provincia de Villa Clara.

 

“Todos en mi familia pensaban que yo iba a estudiar Medicina. Ya mi hermana Niurka me había comprado una bata blanca, cuando Estrella se me acercó y me dijo: `A mí me parece que lo tuyo es el periodismo`. Esa señora motivó que me presentara en la prueba de aptitud de Periodismo en La Habana y la aprobara.

 

“Claro, ya desde entonces a mí me había picado el famoso bichito de la radio. En 1984 Radio Rebelde comenzó una renovación en su programación y siempre estaba hablando de los buenos programas de esa emisora nacional. “

 

-Sin embargo, me dijiste que fue un peñasco el que se te atravesó en el camino e imposibilitó que te emplantillaran en el periódico provincial.

 

-Tampoco fue una peña figurada la que me detuvo los pasos hacia la prensa plana. Fue un funcionario con ese apellido que me envió para la radio desatendiendo mi interés de ir de reportero para el periódico Vanguardia.

 

-Y por qué no vuelves ahora para el periódico si ya tienes 15 años de experiencia y un montón de premios nacionales de Periodismo.

 

-Cuando llevas un tiempo en la radio asumes determinado vocabulario, determinado lenguaje y otros “vicios”, que te hacen difícil conectar de nuevo con la prensa plana.

 

“A veces he colaborado con boletines especiales que se hacen en la provincia, o algunas publicaciones. Actualmente dirijo y escribo para la página digital de la emisora CMHW, pero aunque es escrita tiene mucho de la radio. “

 

-También incursionaste en la televisión.

 

-Trabajé en Telecubanacán, pero el sistema de producción de la televisión no me satisface, dependes más del camarógrafo que de ti mismo. Son muchas personas para hacer 1,10 minutos en el aire.

 

“Me quedé con la radio porque yo soy el que decide todos los pasos de la producción de un programa pequeño de 1,10 o un documental de 20 minutos.”

 

-¿Prefieres la redacción o la calle?

 

-Siempre lo que he hecho es reportero de la calle. Estuve 6 meses en la redacción informativa de CMHW rescribiendo cables que es una escuela importante, porque te da herramientas para el resto de la profesión. Mas, prefiero el diarismo en la calle. Me gustan los temas de la calle para confeccionar documentales sociales, culturales e históricos. Eso te da más posibilidades desde el punto de vista artístico. La radio es arte y te puedes destacar como realizador.

 

-¿Trabajas para premios en los concursos o para el premio del oyente?

 

-Realmente aquí en CMHW, una emisora con tanta tradición radial hay una exigencia diaria que tienes que trabajar con la mayor calidad. Como todo está digitalizado, me da la posibilidad de cada vez que hago un trabajo lo guardo y eso me permite después elegir lo mejor.

 

“Lo que envié al Juan Gualberto Gómez todo había salido por la radio, nada estuvo preparado para ese concurso. El jurado profesional de los especialistas me otorgó el premio y el jurado del pueblo al parecer también porque he recibido más de 100 felicitaciones de los oyentes. El mismo galardón me lo han dado dos jurados distintos. “

 

-¿Qué temas enviaste al Juan Gualberto?

 

-Un comentario sobre la situación de los trabajadores Vanguardias Nacionales cuando van a comprar en la tienda Villalamar, de la CTC, la cual no tiene todas las cualidades para homenajear a esos obreros destacados. También envié un documental histórico sobre Emilio Ballagas, un personaje de la literatura cubana que tuvo mucha vida en Santa Clara y no se ha reconocido totalmente. Abordé, asimismo, el periodismo de Martí y una muestra de entrevista y de informaciones de lo que se hace habitualmente en la radio.

 

- ¿Apuros en la profesión?

 

-He entrevistado gente arrogante que no me han tratado bien cuando los estoy entrevistando. Pasé un apuro con un funcionario, quien cuando le solicité la entrevista me dijo que iba a llover y él no se iba a mojar. Otro dirigente aún más importante que estaba en ese momento en la Plaza de la Revolución Comandante Ernesto Che Guevara, y oyó la respuesta me dijo: “Periodista, yo tengo esa información, si quiere le puedo dar unos detalles. Así lo hizo y me salió un buen trabajo y me dio trigo para abordar otros temas.

 

-¿Entrevistas que no has podido realizar?

 

-Me gustaría entrevistar personalidades del arte como Alicia Alonso, a la doctora Ana Cairo que fue mi oponente en la tesis, y a Roberto Fernández Retamar. No lo he logrado pero aún me queda tiempo y ojalá ellos vivan muchos años más para lograr esas entrevistas.

 

-¿Has hecho algunas preguntas que luego tú mismo las has considerado cursis?

 

-Siempre le ocurre a los periodistas, pero la radio te da la posibilidad de evitar o de volver a grabar la pregunta. Por esos apuros hemos pasado todos, pero cada vez que lo he hecho trato de que no salga al aire. Cuando me doy cuenta que he dicho una cursilería, o que le he preguntado un lugar común, trato de evitarla y ponerla de manera indirecta o simplemente no ponerla.

 

-Como dicen ustedes los de la radio: ¿quisieras agregar algo más?

 

-Sí, agradecer a profesores como Orlando Pantoja, Aldo Isidrón del Valle, Alicia Elisundia, Nelson Hernández y Berta Pulido por lo que han contribuido a mi formación como periodista y ser humano y a mi familia que me permite estar prácticamente todo el día en la emisora.

 

Con Estrella iluminadora o con Peñascos obstructivos, Alexander Jiménez sigue caminado por ese buen periodismo que se le ha prendido en el cuerpo y en el alma, y que ya no puede, ni quiere soltar.

 

Fuente: Texto y foto: José Antonio Fulgueiras

(Cubaperiodistas)

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris