Facebook Twitter Google +1     Admin
20091229170205-durante-el-trabajo-de-mesa2.jpg

Como fiesta de cubanía, llega en la noche del 31 de diciembre un programa especial  donde confluirán los personajes de Deja que yo te cuente, depositarios de la gracia criolla, la fruición imaginativa y un humor  esencialmente encaminado a divertir y despertar inquietantes deseos de revalorizar nuestra realidad.

Con cuarenta y dos minutos de duración y casi su totalidad grabado en escenarios naturales —exceptuando algunos planos de  intercod de la ciudad y del parque donde se ubica la estatua del emblemático John Lennon—, en esta ocasión el contexto rural actuará con lógica integradora para que ciudad y  campo conformen un espacio exclusivo, en el que amenidad, entusiasmo, divertimento e ingenio se unirán para decir adiós al 2009 y dar la bienvenida al nuevo año.

“Siempre estamos a la búsqueda de una mejor factura para entretener al público —confiesa su director, Roberto Díaz—.  El equipo posee una de las mejores herramientas que es la alegría colectiva, conjuntamente con la seriedad para aportar ideas al guión, lo que enriquece la puesta. De ahí que lo creativo emerge durante todo el proceso de realización.  En este Fin de Año, La Campiña lleva todo eso y más.”

Incluir la impronta campesina fue uno de los elementos que revitalizó Deja que yo te cuente, en un inicio con la sección del inventor y la entrevista al actor invitado. Tras algunas semanas de analizar el gusto de los televidentes, la idea de Nelson Gudín tuvo su asiento en La viva estampa, hoy mosaico indispensable en la legitimidad del espacio.

En cuanto a la manera de asumir el humor, el director comenta: “Es crítica hacia todo lo que denigra los valores de nuestra sociedad. Hay mentes muy cerradas que piensan que el humor es la diversión que provoca nada más que un momento de esparcimiento o, lo que es peor, piensan que es un arma para lacerar e ir en contra de nuestros ideales. Por mi parte, como arte es un bálsamo que aúna, que cura, que denuncia solo con un gesto, con una sonrisa; pero a favor de los intereses de quienes  trabajan porque este país sea mejor”.

La música se hará presente con una joven agrupación, El Mariachi Juvenil de Cuba y el Grupo Polo Montañez. Asimismo todos los personajes habituales  -con excepción de Miguel Moreno (La Llave), quien no ha podido estar por enfermedad-, desfilarán y harán de las suyas entre picardías situaciones que podrían ser novedosas, y la vigorosidad de las caracterizaciones que le han proporcionado un lugar en la memoria afectiva de buena parte de los televidentes.

Humor hecho con el corazón, auténticamente cubano, contemporáneo, audaz,  motivación  para aunarnos con divertida armonía en una noche especial.

Fuente:  Juliana Venero Bo, en el Portal de la TV cubana.  Foto de ese mismo sitio

Comentarios  Ir a formulario



gravatar.comEl Camagüeyano

Muy buen programa "Deja que yo te cuente" no se dejan caer, mantiene a los televidentes siempre a la espectativa. El colectivo del programa ahora está en la Sierra Maestra

Fecha: 22/10/2010 22:08.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris