Facebook Twitter Google +1     Admin
20100206165720-lafavorita.jpg

Sao Paulo. Flora Pereira da Silva, sale de la prisión luego de cumplir una condena de 18 años por el asesinato del marido de Donatella Fontini, su antigua compañera musical, cuando ambas conformaban el dúo Faísa y Espoleta. Ahora en libertad, Flora trata de probar su inocencia e insiste en acusar a Donatella de haber sido la asesina de su esposo al descubrir que este y Flora eran amantes y habían tenido una hija.

Ambas mujeres entablarán una lucha encarnizada por la culpa y la verdad. Flora se propone recuperar todo lo que, según ella, le quitaron, sobre todo a Lara Fontini, su hija con el marido muerto de Donatella, que ha sido criada por esta. Lara, una joven poco vanidosa, ama a Donatella y no conoce a su verdadera madre. Flora tratará de aproximarse a su hija de nuevo, y Donatella hará de todo para impedir que eso suceda.

Este es, a vuelo de pájaro, el argumento de La favorita, telenovela que Cubavisión estrenó en su espacio estelar de los martes, jueves y sábado. La serie, producida por O’Globo de Brasil, y exhibida entre el 2008 y el 2009, es una historia original de Joao Emanuel Carneiro, un joven y ya exitoso autor del staff dramático de la célebre televisora, y llega a nosotros respaldada por el éxito, no solo en su país sino también en algunos países de Latinoamérica, a pesar de su corta vida en el mercado internacional. 

Joao Emanuel Carneiro, es un joven autor de la plantilla de la O’ Globo reconocido por su habilidad a la hora crear y resolver conflictos divertidos para los televidentes. El dramaturgo gusta de sorprender a sus seguidores con vuelcos inesperados en la historia, fundando y alimentando ideas preconcebidas en los espectadores, ideas que después desbaratará de un golpe. 

Otra de sus características es que en vez de regodearse en el tradicional estilo dramático, realista, de las novelas de la Globo, Carneiro acude a todos los clichés de la telenovela latinoamericana, sobre todo la mexicana, y los recicla. En sus novelas el realismo es un simple barniz que cubre un mundo hilarante en el que los villanos son capaces de hacer cualquier cosa para lograr su objetivo, hasta rozar lo ridículo -como ocurre en tanto novelón al uso-, pero aquí va acompañado de un sutil humor, de cierta sorna que dinamita las bases del melodrama y lo descubre todo como un juego, como un puro y divertido entretenimiento.

Esta fórmula aseguró el éxito profesional de Carneiro con sus novelas El color del pecado y Cobras y lagartos, y le dio carta blanca -sus altas audiencias aseguraron cuantiosas ganancias para la empresa productora- para acceder al selecto y complejo espacio de la “novela de las ocho” (que es transmitida realmente a las nueve de la noche), horario en el que los mejores autores, además de tener la responsabilidad de amarrar a millones de espectadores durante un año, ponen en la palestra asuntos delicados, muchas veces polémicos, para promover necesarios debates sociales.

En su versión original La Favorita propuso un juego de espejos, burló las expectativas creadas por la trama. En vez de una historia de amor como eje, la novela se sostiene en una trama de suspenso, en un enfrentamiento entre dos mujeres. Cuál de las dos era la inocente, la “favorita” de la verdad, y cuál era la asesina, fue el incentivo que mantuvo en vilo a los espectadores brasileños durante 56 capítulos, hasta que en un arriesgado amago dramatúrgico, aplaudido por la crítica, el autor reveló el misterio mucho antes de que la teleaudiencia lo esperara, y enrumbó a la trama por un camino completamente nuevo e insospechado hasta el momento.

Es una lástima que para la versión internacional de la novela, la que de seguro veremos por acá, la empresa prefirió no arriesgarse con un argumento que proponía una indefinición de los polos melodramáticos del bien y el mal, y despejó el misterio desde los capítulos iniciales, para que el público internacional no se debatiera en la duda de cuál de las dos mujeres mentía y cuál estaba diciendo la verdad.

Aunque en las primeras semanas no cumplió con las expectativas, La favorita no tardó en convertirse en un éxito de público y también se llevó palmas de la crítica especializada. El ritmo trepidante que Carneiro dotó a las peripecias de sus escenas evitó los tiempos muertos y mantuvo a los espectadores en vilo capítulo tras capítulo. Junto con la labor del escritor y el desempeño del elenco, fue también reconocido el trabajo de dirección de arte de Ricardo Waddington, director general de la novela, que propuso para la serie una estética fotográfica noir, muy cara al cine de suspenso.

El público cubano asiduo a estos materiales se reencontrará con actores ya conocidos entre nosotros. Patrícia Pillar(Emerenciana en Cabocla) y Claudia Raia (la Ninón de Roque Santeiro) encabezan el elenco, interpretando a las enemigas Flora y Donatella. El desempeño de las dos actrices en sus personajes es uno de los principales atractivos de la serie. Junto a ellas, Mariana Ximenes (Siete mujeres) interpreta a Lara, la hija de Flora, criada por Donatella. Junto a ellas un elenco de primera, integrado por actores muy populares, como Murilio Benicio (el Cristobal de Esplendor), Lilia Cabral (Martha, en Páginas de la vida), Jose Mayer, Giulia Gam (Eloísa, de Mujeres apasionadas), Ángela Vieira (Gisela, en Señora del destino), Elisángela (la Dejeanne de Señora del destino), Helena Ranaldi (Marcia, en Páginas de la vida), Malvino Salvador (El Tobías de Cabocla)... 

Como gran producción para el horario estelar, la novela reúne a artistas entrañables para los brasileños como los veteranos Tarcísio Meira y su esposa Gloria Menezes (en Páginas de la vida, el señor Tide y su amada Lalinha), Mauro Mendoza (Coronel Justino de Cabocla), Milton Gonçalvez, Ary Fontoura (Nonó Correia de Amor con amor se paga) y Nelson Xavier (Sebastián de Señora del destino), junto a jóvenes, algunos ya conocidos por nosotros como Thiago Rodriguez, (Teo en Paginas de la vida), y otros nuevos para el público cubano, pero ya muy populares en su país, como las bellas Taís Araújo (Alicia Rosa) y Juliana Paes (Maíra), Cauã Reymond (Halley), y Carmo Dalla Vecchia (en el papel de Zé Bob). A partir del próximo martes, la telenovela La favorita acompañará a los cubanos durante una buena temporada de este año 2010.

Fuente: Lester Vila Pereira, en el Portal Cubasí.

 

Comentarios  Ir a formulario



gravatar.comAlma

excelente telenovela, la mejor que he visto!!!

Fecha: 29/06/2010 04:30.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris