Facebook Twitter Google +1     Admin
20100501182851-raulblog.jpg

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estados y de Ministros, presidió en La Habana el multitudinario desfile por el 1 de Mayo, Día Internacional del Proletariado. Miles y miles de cubanos, Unidos en el Deber, en respaldo a la Revolución y el Socialismo.  Salvador Valdés Mesa, miembro del Buró Político y Secretario General de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) tuvo a su cargo las palabras centrales, del desfile popular, en su alegato llamó a todos los cubanos a enfrentar la época compleja de peligros y riesgos que amenazan a la humanidad junto a la crisis global del capitalismo.

-Galería de Fotos en Facebook: Desfile por el 1ro de Mayo en La Habana
-Alocución:Discurso de Salvador Valdés Mesa
-Mujeres cubanas apoyan Revolución en desfile 1 de Mayo

El Presidente Raúl Castro encabezó en la Plaza de la Revolución José Martí, en la capital, el acto central por el Día Internacional de los Trabajadores, junto a dirigentes del Partido Comunista de Cuba, del gobierno, del Estado, de organizaciones diversas, y delegaciones sindicales y de movimientos sociales de 34 naciones.

En una nueva demostración del proverbial apoyo a su proyecto social, y a sus máximos líderes Fidel y Raúl, a obreros de todos los sectores se unieron amas de casa, jóvenes, estudiantes, jubilados y combatientes que, en calles y plazas de municipios y provincias protagonizaron un sábado memorable.

Las marchas se caracterizaron por su disciplina y el colorido de banderas que llamaban a la unidad de acción frente a la nueva conjura del gobierno estadounidense, sus aliados europeos y asalariados internos sobre la presunta violación de los derechos humanos en la Isla.

También muchas pancartas, carteles y fotos reclamaron la excarcelación de Antonio Guerrero, Fernando González, Gerardo Hernández, Ramón Labañino y René González, sentenciados en Estados Unidos a excesivas penas por impedir actos de sabotaje contra Cuba.

Cientos de palomas sobrevolaron el límpido cielo matutino de la Plaza de la Revolución José Martí, y de otras ciudades, en señal de paz y alegría de los cubanos que, acostumbrados a las emociones fuertes, participaron el domingo pasado en las elecciones para delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular.

Entonces ejercieron su derecho al voto más de ocho millones 500 mil personas, equivalentes al 95,86 por ciento del total, en la primera vuelta de los comicios parciales.

Por si fuera poco, mañana será la segunda vuelta, en la que debe intervenir más de un millón 500 mil electores, en lo que se espera otra jornada masiva como la de hoy en el Día Internacional de los Trabajadores.

 

 Texto de la alocución de Salvador Valdés Mesa, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba, y miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba.


-Amplia repercusión internacional de los desfiles en Cuba este 1ro de Mayo

 

General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejo de Estado y de Ministros.

Compañeros del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.


Compañeros Miembros del Consejo de Estado.


Compañeros Invitados.


Compatriotas:


Hace exactamente una década, desde este mismo escenario, Fidel nos convocó a elevar a planos infinitos el concepto de nuestra más hermosa conquista: la Revolución.


Es sentido del momento histórico, dijo entonces, y en unos minutos esta histórica Plaza y todas las plazas de las más importantes ciudades del país vibrarán ante la pujante fuerza de millones de trabajadores y sus familiares que reafirmarán su decisión irrenunciable de defenderla y construir el socialismo, como la más enérgica y firme respuesta a los que desde los centros de poder en los Estados Unidos y la Unión Europea, secundados por grupúsculos mercenarios internos, intentan desacreditarnos con falaces calumnias, fruto de su odio ancestral.


Hace apenas unos días más de 8 millones 200 mil cubanos, con nuestra asistencia masiva a las urnas y el voto consciente elegimos a los delegados del Poder Popular, fuimos protagonistas de una ejemplar lección de genuina democracia participativa y contundente preludio de lo que sería esta multitudinaria celebración y de lo que son capaces los trabajadores y el pueblo unidos como un haz indestructible en torno al Partido, a Fidel y Raúl.


Trabajadoras y trabajadores:


Vivimos una época compleja, de peligros y riesgos que amenazan al planeta y a la humanidad. Calamidades climáticas cada vez más frecuentes y devastadoras, junto a la crisis global e integral del capitalismo, caracterizan el escenario mundial. Son fenómenos de cuyos impactos no estamos exentos, a los que se suman los efectos del bloqueo genocida impuesto por los Estados Unidos, las consecuencias del período especial y nuestras propias insuficiencias.


Tal panorama nos obliga a enfrentar realidades muy complejas, como señalara el compañero Raúl en el Congreso de la UJC. Y si hace diez años el Comandante en Jefe nos alineó en el concepto de que Revolución es cambiar todo lo que debe ser cambiado y emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos, estamos también en el deber de alinearnos en lo expresado por nuestro Presidente, y cito:


"Estamos convencidos de que hay que romper dogmas y asumimos con firmeza y confianza la actualización, ya en marcha, de nuestro modelo económico, con el propósito de sentar las bases de la irreversibilidad y el desarrollo del socialismo cubano, que sabemos constituye la garantía de la independencia y soberanía nacional".


La batalla económica, lo sabemos los trabajadores, es como nunca antes tarea vital para preservar nuestro sistema social, y librarla con éxito implica que cada cual se disponga a cumplir la parte que le corresponde, y esté consciente de que el reordenamiento institucional y laboral ya en marcha nos involucra a todos.


Si queremos avanzar y elevar el nivel de vida de la población y mantener, e incluso, mejorar racionalmente lo alcanzado en terrenos como la salud, la educación, la seguridad y asistencia social, tendremos que compartir carencias y los esfuerzos por vencerlas.


Debemos analizar a fondo el discurso de Raúl en el Congreso de la Juventud, no para insistir en los problemas que tenemos, sino para comprender esas realidades, identificar las que nos atañen y proponer las soluciones en y para cada colectivo laboral.


Desde esta histórica tribuna convocamos a los trabajadores y al pueblo a apoyar la actualización de nuestro modelo económico, que requerirá de extraordinarios esfuerzos y sacrificios, conscientes que solo dignificando el trabajo como fuente creadora de las riquezas materiales y espirituales y formador de conciencia, garantizaremos el crecimiento económico y social del país.


Cubanas y cubanos:


Aprovechamos la ocasión para enviar nuestra felicitación y reconocimiento a todos los compatriotas que en los más disímiles confines del mundo cumplen hermosas misiones internacionalistas que multiplican el prestigio de la Revolución.


Llamamos a las organizaciones sindicales y sociales, y a todos los hombres honestos del mundo a impulsar el movimiento internacional para exigir el fin del injusto e inhumano bloqueo económico, comercial y financiero que por casi 50 años los Estados Unidos le han impuesto al pueblo de Cuba, y al mismo tiempo demandar la libertad de nuestros 5 Héroes presos arbitrariamente en cárceles norteamericanas.


Ratificamos nuestra solidaridad a los trabajadores del mundo y el agradecimiento por las muestras de apoyo de que somos objeto, en particular a los más de mil dirigentes sindicales y sociales que decidieron acompañar a nuestro pueblo en esta fiesta proletaria.


¡VIVA EL 1° DE MAYO!


¡VIVA LA REVOLUCIÓN!


¡VIVAN FIDEL Y RAÚL!


¡VIVA CUBA LIBRE!

FUENTE: AIN Y CMHW

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris