Facebook Twitter Google +1     Admin
20100622184401-farmaco.jpg

Aunque la cicatriz en el pie se tornaba cada vez más alarmante, Jacinta lo dejaba para “luego”. Eso se cura ahorita, repetía, ante el incesante reclamo familiar de asistir al médico. Y es que el desconocimiento de la enfermedad que padecía no dejaba incrementar su alarma ante la posibilidad de una futura amputación.

Jacinta perdía meses más tarde una de sus extremidades inferiores, luego de diagnosticarle una úlcera de pie diabético.


Cuando ocurría esta historia, como tantas otras, no existía ningún medicamento que avizorara, al menos, un futuro esperanzador.

 

Sin embargo, científicos del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba encontraron una solución para ese mal, que afecta en un momento de su vida al 15 por ciento de los diabéticos. De ésta manera surgió, en el año 2006, el Heberprot-P.

Eficaz método

Luego de cuatro años de aplicación el Heberprot-P ha curado y salvado miembros inferiores a más de tres mil 500 cubanos, refiere a la emisora Radio Reloj Miriela Gil, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología.

Esta especialista, que lidera el Programa de Extensión Nacional del producto, insiste en que cada paciente que realmente necesite el tratamiento debe recibirlo.

Por eso se realizan cursos de capacitación a enfermeros y podólogos para un mejor uso del fármaco, que reduce significativamente los riesgos de amputación. 

Y es que Miriela como los demás científicos del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología saben que el Heberprot-P es un eficaz método, que otorga a los pacientes la oportunidad de curar y salvar las extremidades inferiores afectadas por úlceras isquémicas o neuropáticas.

Disponible en todo el país

Actualmente el Heberprot-P se aplica en más de 100 instituciones cubanas de salud.

Miriela, la especialista del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología asegura que ya ese producto forma parte del cuadro básico de medicamentos y está disponible en todos los servicios de angiología del país.

Ella explica que el Heberprot-P se aplica en úlceras de tres y cuatro grados, de una escala de cinco, y actualmente se realizan estudios clínicos para suministrarlo en úlceras de grado dos.

Ese producto también beneficia a pacientes de Venezuela, Argelia, Uruguay, Argentina, República Dominicana y Libia y se trabaja para registrarlo en China y Rusia. Constituye así, el Heberprot-P una esperanza para muchos que a diferencia de Jacinta, hoy pueden disponer de un medicamento para la úlcera de pie diabético.

Fuente:  Sitio web de Radio Reloj/Escrito por Yaylen Rodríguez  

AUDIO:  Félix Hernández, enviado especial de la Radio Cubana.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris