Facebook Twitter Google +1     Admin
20100803205616-maria.jpg

Una de las artistas cubanas más versátiles y populares, la actriz de teatro, cine y televisión, María de los Ángeles Santana, cumple noventa y seis años de edad.

Actriz, cantante, vedette de relevante trayectoria en los escenarios de Cuba y el mundo. Premio Nacional de Teatro 2001. Premio Nacional de Televisión 2003.

La Santana se inicia como actriz en 1938 con Películas Cubanas S.A. Al año siguiente comienza su labor en la radio y tiene un intenso período de trabajo simultaneando su desempeño actoral en ambos medios hasta 1942.

Desde ese año y hasta 1946 desarrolla una gira por todo México, actuando en el cine, el teatro y el cabaret. Regresa a Cuba en 1947, se vincula a la Compañía Garrido y Piñero y a la Compañía de Mario Martínez Casado. En 1950, siendo actriz de esta compañía, participa en conciertos con el maestro Ernesto Lecuona.

Entre 1951 y 1954 viaja por España con la revista ¨Tentaciones¨. A su regreso a Cuba, en 1955, continúa su trabajo con Lecuona y estrena sus piezas ¨Te vas juventud¨, ¨Mariposa¨ y ¨El jardinero y la rosa¨.

En 1957 viaja con el maestro a España para presentar la revista ¨Tropicana¨.

Un año después se relaciona con la sala teatral Arlequín, donde estrena la pieza ¨Mujeres¨, entre otros muchos títulos.

En 1961 forma parte del elenco que inaugura la primera temporada del Teatro Lírico en la revolución y, entre otras obras, protagoniza ¨La verbena de la paloma¨, ¨La revoltosa¨, ´Cecilia Valdés¨ y ¨Doña Francisquita¨.

A partir de 1962 y hasta nuestros días, María de los Angeles continua su labor actoral en el teatro dramático y musical, manteniendo su presencia en la televisión.

Simultaneando su trabajo en varios espacios no dejó de interpretar durante veinticuatro años (1963-1987), el personaje de La Alcaldesa en el gustado programa televisivo ¨San Nicolás del Peladero¨.

Para la escena teatral su interpretación en la pieza ¨Una casa colonial¨, de Nicolás Dorr -- desempeño que le valió el Premio de Actuación de la UNEAC --, ha quedado como un momento memorable en la historia del teatro cubano.

Ha recibido diversas distinciones y reconocimientos, entre los que se encuentran la Réplica del Machete de Máximo Gómez, la Medalla Alejo Carpentier y la Orden Félix Varela de Primer Grado.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris