Facebook Twitter Google +1     Admin
20101010041114-guajiros.jpg

“Este es el mejor noticiero cantado de toda la historia de Haciendo Radio”, le escuché decir hace pocos días al locutor Luis Rodolfo Serra, que citaba a una oyente.  Y es verdad.

Quienes oímos el programa cada jornada, hemos apreciado un cambio favorable en ese segmento del “Notable de la mañana”.  Tal ha sido su impacto, que cuando llega el final, y hay que montarse en La Carreta de Valeeeero, dan ganas de aguantarla para que no arranque y continuar disfrutando de esos minutos con sabor a tierra adentro.

Más de una persona me ha comentado que mientras oye el peculiar informativo, de pronto, se ha sorprendido a sí misma ─en el baño o en la cocina, mientras cuela el café─ bailando o simplemente moviendo el esqueleto, al ritmo de las versiones de guarachas, tangos u otros ritmos que ahora acompañan cada introducción del Noticiero Cantado. 

Por supuesto, se nota mano diestra en la dirección del “Temba de Tejadillo”, Ismael Rensoly, quien está al frente del piquete y forma parte de la gente del “combo”, como dice Magdiel Pérez, el conductor. 

La renovación también se debe al desempeño de los cantantes Félix Castellanos y Germán Obregón, quienes a pesar del madrugón y la difícil hora para cantar, garantizan la calidad vocal de la emisión, secundados por los guitarristas acompañantes, Juanito Peña y Roberto Lugo, con un quehacer loable.

Magdiel, con su simpatía y dotes inimitables para improvisar, pone el toque de distinción en este ratico de Haciendo Radio en que, a través de la música de nuestros campos, nos enteramos de las noticias y del parte del tiempo, de una forma diferente.  Mediante una seguidilla, nos ponen al tanto de las variables meteorológicas y ya son muchos los que tratan de adivinar de qué forma cerrará Castellanito, quizás con aquello de: “Mar tranquilo y poco oleaje, como está pronosticado”.

Seguramente, fueron muy buenos aquellos primeros noticieros cantados de hace 25 años, con los intérpretes de esa época dorada de la música campesina, y con la guía del inolvidable Jorge Ibarra Sabaleta, creador del gigante informativo de la Radio cubana.  Mas, Rensoly y su “combo” han logrado revitalizar este espacio de la revista matinal de Radio Rebelde.  Ya resulta más amena la segunda media hora y ─qué bueno─ el dial se colma de cubanía y gracia criolla.

El Noticiero cantado no es un segmento solo para el campesinado de la Isla.  En verdad, son diez minutos (de 5:50 a.m. a 6:00 a.m.) para disfrutar y tener la primera sonrisa del día, mientras se asea o cuela el café, y usted ─amigo oyente─ se sorprende bailando o simplemente moviendo el esqueleto al ritmo del Chan-Chan o el Mechón, un guaguancó, un tango o del Que Viva Changó, de nuestra Celina González.

No digo más.  Le pedí un ticket de empleado a Magdiel para irme junto con él, Idania, la popular oyente Higinia Barzaga, Castellanito y Obregón, al ritmo de un son cubano en la carreta de Valeeeero.  Más económica y con mejor música que las Yutong.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris