Facebook Twitter Google +1     Admin
20101029145630-alicialonso-joven.jpg

Emocionante.  Muy emocionante.   Así podría calificarse el documental “Alicia Alonso. Para que Giselle no muriera” que transmitió la TV cubana, como parte de la gala inaugural del 22 Festival Internacional de ballet de La Habana.  Un recorrido por la vida de la indiscutible diva cubana, con revelaciones sobre sus comienzos, su padecimiento visual y su sacrificio a favor del arte.

Desfilaron ante la pantalla personalidades como Monseñor Carlos Manuel de Céspedes, Ramona de Sáa, Monserrat Caballé, Loipa Araújo, Teresa Berganza, Pablo Milanés, Lienz Chang, Pedro Simón, entre otros con valoraciones y criterios de excepción acerca de nuestra Alicia.

Alicia vibró en el celuloide, a partir de entrevistas y filmes que tejieron en palabras e imágenes una larga y gran historia en la danza, en el documental. Dirigido por Nicolás García, forma parte de la serie Imprescindibles de la Televisión Española, y rinde homenaje a la destacada bailarina, directora y coreógrafa, mediante su propio testimonio, el de alumnos, partenaires de su carrera, amigos y diferentes personalidades del universo del arte de Cuba y muchos otros países.

La afamada soprano Monserrat Caballé expresó:  «A mí me subyugó su forma interpretativa. No hablo musicalmente, que era perfecta, no. Hablo de la impresión que daban aquel cuerpo, aquellos brazos, aquellas piernas, que volaban. Era como aire. No era una cosa pesada, no. Era un aire que se balanceaba, era una cosa maravillosa».

Con la presencia del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, quedó inaugurado anoche el 22 Festival Internacional de Ballet de La Habana, en la sala García Lorca del Gran Teatro de La Habana.

La emotiva Gala de apertura de la fiesta de la danza comenzó con el estreno del ballet Impromptu Lecuona, coreografía de Alicia Alonso que puso a bailar a la compañía de la mano de dos conocidas obras de Lecuona, y que tuvo en Bárbara García una intérprete ideal, junto a solistas y cuerpo de baile.

Eusebio Leal, Historiador de la Ciudad de La Habana, en sus certeras y precisas palabras, recorrió la vida de Alicia en estas nueve décadas y expresó que hay acontecimientos que quedan en la base misma de las naciones y contribuyen a hacer grande a un país, a soñar alguna vez con una Patria, porque arte y cultura desempeñan un papel inseparable. Hoy nos inclinamos con sincera reverencia ante el arte fundacional de Alicia y Fernando.

Nuestra Alicia ha tenido una patria, pero la patria, como dijera el Apóstol, se ha hecho para ella también Humanidad. Ese es el motivo por el cual en diferentes partes del mundo se saluda su nacimiento. Alicia ha sido firme y fuerte, sensible y magistral, dijo Eusebio Leal al dirigirse a los asistentes al Festival.

La gala permitió apreciar la obra Desfile, con montaje coreográfico de Eduardo Blanco y música de Gaspar Villate, la cual puso de manifiesto que el futuro del ballet en Cuba está asegurado, como reflejo de que, como escribió Alejo Carpentier, al menos en esta Isla «el espíritu de la danza es inseparable de la condición humana».

Teleyradio (Con información de Granma y Juventud Rebelde)

Comentarios  Ir a formulario



gravatar.comAaIBXmAwRgNdEfOaOr

VoUApA rqbsocpflwgh, [url=http://owalvxvebbfp.com/]owalvxvebbfp, [link=http://cnotvjqwwext.com/]cnotvjqwwext[/link], http://moquiymkbanu.com/

Fecha: 17/11/2010 13:22.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris