Facebook Twitter Google +1     Admin
20101111112210-rcadena-habana.jpg

Los seres humanos cuando arribamos a la edad de 70 años, lo más probable es que comencemos a recordar, con fuerza inusitada, aquellos acontecimientos que marcaron  nuestras vidas y acciones para siempre, pero cuando se trata de una entidad, de una emisora, de un  sonido popular que llega a miles de cubanos, especialmente  a las familias habaneras, ese cumpleaños transciende con un mayor significado.

En efecto, Radio Cadena Habana festeja el cumpleaños 70 y sus 186  trabajadores están de pláceme. En los distintos departamentos de la emisora, como es habitual  cada 11 de noviembre, unos a otros  se felicitan, se tiran fotos, se hacen grabaciones para atesorar las anécdotas  de los más antiguos compañeros del centro, aquellos que llevan 35 años y más en activo,  o de los más jóvenes, en fin de todos aquellos que logran con su actuar cotidiano que hagamos la  radio del pueblo, la radio de la gente.

Encuestas actualizadas ilustran el arraigo de la emisora, una popularidad  para siempre en los corazones  y en la memoria del pueblo,  fundamentada en buena medida por diversos sucesos inolvidables. Algunos de los  protagonistas  de esos acontecimientos rememoran con orgullo ese pedacito de historia.

Con   90 años de edad y totalmente lúcido, el compañero Francisco Vilarta recuerda emocionado las circunstancias de aquella hazaña histórica que fue la grabación en los estudios de Radio Cadena Habana del Himno del 26 de julio o Marcha de la Libertad -como se le conoció en un principio-. Paquito, así le llaman sus allegados, fue uno de los 11 compañeros  que participó en aquella acción y  era, en ese momento, técnico de grabación  y, a su vez, integrante  de la célula del movimiento 26 de julio que funcionaba en la emisora.

“Se  me acerca un compañero, Antonio García, que tenía un negocio de grabaciones de tango  y me  dic:  hay que hacer una grabación para la  Revolución. Yo le digo,  dame dos o tres días, porque yo tenía que buscar la llave  en la oficina del departamento de grabaciones  para entrar y hacer la combinación  y  pasar  la señal a la grabadora  del disco de la cabina,  y él me dijo: tiene que ser ahora. Yo le dije:   vamos a hablar con  otro técnico,  que era el que tenía la llave  y decirle  que era  un programa  comercial  porque  no teníamos  confianza con ese sujeto, siempre estaba borracho. Hablamos  con el individuo para decirle que nos iban a pagar bien por dicha  grabación. Entre los dos hicimos las cosas,  pasó la grabadora  y yo en el máster, comencé  la grabación de  la Marcha del 26 de julio con el cuarteto de Carlos Faxas.”

El  popular compositor, pianista y arreglista de la época,  Carlos Faxas, siempre acude  a la emisora  para narrar o retomar  ese suceso inolvidable. Con 88 años  recuerda al detalle su  vinculación  a la obra del 26 de julio.
 
Cuenta   le habló  a Faustino Pérez Hernández, quien  era el jefe del Movimiento 26 de Julio en la capital cubana, para componer un himno que identificara a la Revolución y a su movimiento de vanguardia, pues pensaba que era necesario. Él le dijo que ya existía uno, que lo que hacía falta era grabarlo para su divulgación y le indicó dónde se encontraba escondido un compañero que se lo sabía. Hasta allá fue con papel pautado y lo copió.
Faxas testifica que “...el himno que compuso Agustín Díaz Cartaya, asaltante al Cuartel Moncada, es muy bueno, no le falta ni le sobra una coma”.

A Carlos Faxas le cupo entonces el honor de ser quien dirigiera la grabación del Himno del 26 de Julio el 15 de febrero de 1957, en Radio Cadena  Habana. “Grabarlo fue difícil. Yo tenía un cuarteto masculino y pensé que con las voces de los hombres se escucharía fuerte, pero dos de ellos no quisieron implicarse en aquello, así que se me ocurrió incorporar dos voces femeninas, las de Sonia Aragón y Manón de Asper, porque no se concibe una revolución sin la presencia de la mujer”.

También estaba Faxas por aquel entonces con la orquesta del Teatro América y en ella conocía a dos músicos que tocaban la trompeta y el trombón, otro amigo, la batería. Y con él en el piano completó el acompañamiento.

“Grabamos tarde en la noche en los estudios de Radio Cadena Habana, con un turno que habíamos pedido para el cuarteto. La situación era muy tensa, porque en los altos del edificio había una fiesta de la esposa del dictador. La calle estaba llena de policías, pero así y todo grabamos.”

El Himno, conocido después como Marcha del 26 de Julio, se reprodujo en placas de acetato, cuya clandestina comercialización engrosaba los fondos del Movimiento  y ayudaba discretamente a sostener la lucha en la Sierra Maestra.
 
Como antes lo hicieron los sobrevivientes de las acciones del 26 de Julio en la cárcel de Boniato y en el Presidio Modelo de Isla de Pinos, al inaugurarse Radio Rebelde en la Sierra Maestra, también contribuyó con la interpretación y divulgación de la Marcha que continuó estremeciendo los barrotes que encerraban a los luchadores por la libertad de Cuba.

En el Sitial Histórico de la emisora , ubicada actualmente  en J y 15, en el Vedado, municipio Plaza de la Revolución, se destaca entre los premios, banderas y condecoraciones de estos 70 años,  una foto que ilustra otro momento  trascendental del quehacer de esta radio: la fotografía  del compañero Fidel Castro cuando es entrevistado por periodistas de Radio Cadena Habana, al arribar al puerto de Batabanó  tras su liberación  del entonces Presidio  Modelo.

El avance  del proceso revolucionario, luego del triunfo del Primero de Enero  de 1959, determinó que los medios de difusión masiva pasaran  a ser propiedad social. Ello determinó que los  dueños de la emisora abandonaran el país y esta fue intervenida. La responsabilidad  recayó en Francisco Vilarta, el mismo que grabó la Marcha del 26 de Julio,  quien fue durante un buen tiempo director de la emisora.

Cuando celebramos 70 años de transmisión  al  éter, la frecuencia popular  recibe  un caluroso saludo del eterno trabajador de Cadena Habana, Paquito Vilarta, quien  le recomienda a los jóvenes  que defiendan  su centro, que la quieran como su propia casa y que se dediquen con esmero a ella para hacer una radio con calidad, como se merece el pueblo.

Con la división político administrativa de 1976, la  otrora emisora musical de Cuba  asume  una nueva misión, reflejar los acontecimientos más importantes de la provincia de La Habana, tarea que cumple cabalmente  hasta ahora.

Fiesta en grande, homenajes a personalidades  vinculadas  a los distintos sucesos, menciones especiales para los trabajadores vinculados a los espacios  como Musicales Habana, Habana 19, Entérese, El guateque, entre otros, conforman el programa de actividades  por  este aniversario 70.

El célebre argentino de voz maravillosa nos dice que 20 años no son nada, pero 70 es una cifra significativa y repleta de historia. Los años vividos, cuando son dedicados a una hermosa tarea es imposible que no dejen una huella profunda y trascendente. Este es el caso de los 70 años de Radio Cadena Habana, una emisora que se funde en el crisol de la cubanía y vivirá por siempre gozando del cariño y el respeto del pueblo que a diario la sintoniza.

Fuente: Odalys Padilla, periodista de Radio Cadena Habana y colaboradora de Radio Habana Cuba.

Comentarios  Ir a formulario



gravatar.comgigRBzbyJdYBlHuKP

VIQQ8u wkbxjnniwzbd, [url=http://byvjrnjuivzd.com/]byvjrnjuivzd, [link=http://dszcducxxntq.com/]dszcducxxntq[/link], http://mgvkjznjzocx.com/

Fecha: 17/11/2010 22:28.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris