Facebook Twitter Google +1     Admin
20101119205324-caramedios.jpg

USA Today no ha revocado todas las decisiones de integración adoptadas en los últimos años, sólo unas pocas. ¿Cuáles? Aquellas que afectaban a la organización de sus mesas de edición

El profesor Ramón Salaverría* comparte en su blog una entrevista que le hicieron, donde advierte una serie de errores de los medios, así como los retos que el actual escenario impone. 

- Usted lleva investigando sobre el periodismo digital desde sus inicios: ¿cree que los medios tradicionales -los que suelen tener más recursos a su alcance-, por fin se van tomando en serio el desarrollo de un periodismo propio en el online que genere informaciones propias y que desarrolle una narrativa propia?

La mayoría de las empresas periodísticas continúa considerando a los medios de internet como de segunda categoría. Eso les lleva a asignar pocos recursos para internet, otorgarle un papel siempre subordinado a las estrategias adoptadas en otros soportes y, en efecto, a una escasa apuesta por los contenidos digitales propios. Creo, sin embargo, que esa situación no podrá sostenerse por mucho tiempo. Las dificultades que atraviesan las empresas periodísticas, originadas no sólo por la crisis económica mundial sino también por su dificultad para acomodarse a los desafíos del nuevo escenario digital de la comunicación, van a precipitar definitivamente un fortalecimiento de los cibermedios, puesto que son los únicos que siguen creciendo en audiencia y en cuota publicitaria.

Lo triste es que todo esto tenga que ocurrir por erosión de los medios tradicionales y no por una apuesta de altas miras por el futuro. Los directivos de las empresas periodísticas llevan demasiados años adoptando tácticas a corto plazo, más que verdaderas estrategias a largo plazo. Tal vez sea un iluso, pero quiero pensar que la traumática experiencia de esta crisis servirá para que, por fin, los directivos levanten la mirada más allá de la cuenta de resultados trimestral y tomen conciencia de la profunda reconversión que ha experimentado su negocio.

Si así ocurre, una de las consecuencias será el advenimiento definitivo de un periodismo con mayúsculas en internet. Un periodismo en el que los cibermedios ya no sólo se limitarán a reproducir, con más o menos adaptación o enriquecimiento, la materia prima que otros medios han elaborado con anterioridad. Un periodismo en el que se explorarán géneros y formatos propios. Será en ese momento cuando podremos decir que el ciberperiodismo ha alcanzado, por fin, la madurez.

- ¿Cree que la integración de las redacciones debe ser una prioridad de cara al futuro de los medios? ¿Hay alternativa? ¿Qué motivos deben llevar a tomar esta decisión, además de los económicos?

No hay que interpretar la integración de redacciones como un fin en sí mismo, sino como un instrumento para conseguir el verdadero fin. ¿Y cuál es? En realidad, es un objetivo triple: reforzar la coordinación entre medios, aumentar la productividad de los equipos de periodistas y mejorar la calidad de los contenidos generados.

Si esos objetivos se pueden conseguir con otras configuraciones, no hay nada malo en mantener redacciones separadas. Ahora bien, las principales organizaciones periodísticas en el mundo se han dado cuenta de que, para conseguir esos objetivos, el camino más directo es reorganizar sus redacciones, que en su configuración anterior resultaban escleróticas y tenían escasa capacidad para responder a las demandas de todas las plataformas.

Es cierto que, en algunas empresas, ese aparente objetivo se ha utilizado en realidad para enmascarar simples estrategias de ahorro de costes. En esos casos, esas empresas no han buscado hacer las cosas de forma más eficiente y con un resultado mejor, sino simplemente hacer lo mismo que venían haciendo, pero de modo más barato. Creo que el tiempo pondrá a cada cual en su sitio y aquellas empresas que han entendido la reforma logística multiplataforma con altas miras, y no solamente como una coartada para despedir periodistas, tendrán más posibilidades de triunfar en el nuevo mercado de la información.

- Recientemente el USA Today ha decidido desintegrar las redacciones para focalizar sus esfuerzos en diferentes medios y plataformas, ya que consideran que cada medio y plataforma responde a narrativas pero también a públicos diferentes. ¿Qué opina de este caso?

Al recibir la noticia de la supuesta marcha atrás total de USA Today en su proceso de integración de redacciones, creo que mucha gente se ha quedado sólo en el titular general, pero no ha reparado en los detalles, que en este caso son fundamentales. En realidad, USA Today no ha revocado todas las decisiones de integración adoptadas en los últimos años, sólo unas pocas. ¿Cuáles? Aquellas que afectaban a la organización de sus mesas de edición.

La reforma actual va a reestructurar la organización de las mesas de editores, con el fin de propiciar un tratamiento editorial más específico y profesional para cada plataforma. Esto es algo de puro sentido común. No tiene sentido, por ejemplo, mantener un único equipo integrado de Diseño, puesto que el diseño periodístico para el papel y para la web son radicalmente distintos: en fundamentos, en herramientas y en tiempos. En USA Today habían integrado operaciones editoriales multiplataforma que, según han podido comprobar, requerían un tratamiento más especializado.

¿Quiere esto decir que van a dar marcha atrás en todo? En absoluto. Tras su experiencia de los últimos años, se han dado cuenta de que lo que sí tiene sentido es mantener un equipo de reporteros y redactores que nutran de información a varias plataformas indistintamente. Esta es una parte sustancial de las redacciones integradas. Y en este aspecto, USA Today no ha modificado un ápice sus medidas de integración ni piensa modificarlas.

- ¿Podría enumerar un par de tendencias actuales que los medios digitales deberían tener muy en cuenta en sus estrategias a corto y medio plazo?

Destacaría la creciente importancia de la movilidad y la presencia activa en las redes sociales.

Apostar por una presencia óptima en todo tipo de dispositivos móviles, sobre todo teléfonos y tabletas, es crucial. En los últimos años, internet ha sido sinónimo de ordenador personal. En la próxima década, internet se va a asociar mucho más naturalmente con los dispositivos móviles, sobre todo aquellas actividades relacionadas con la intercomunicación personal y el acceso a la información actualizada. Los medios digitales deberán estar preparados para satisfacer las demandas de un nuevo público que ya no esperará a conectarse a su PC para acceder a las noticias.

En cuanto a la pujanza de las redes sociales, pienso que los medios deberán desarrollar estrategias mucho más activas que las que han llevado hasta la fecha en esas plataformas. Hoy día, los medios se limitan a usar las redes sociales casi exclusivamente para publicitar sus contenidos. Frente a este uso autopromocional, creo que triunfarán aquellos medios que acierten a establecer vínculos mucho más estrechos y multidireccionales con sus audiencias. La clave es que dejen de entender a sus destinatarios como público amorfo y lo conciban como comunidad activa. 

* Ramón Salverrí  es un profesor de Periodismo Digital en la Universidad de Navarra. Autor de varios libros, entre ellos Manual de Redacción Ciberperiodística (2003), Towards new media paradigms (2004), Redacción periodística en internet (2005), Cibermedios (2005) y Periodismo integrado (2008).

(Fuente: e-periodistas.blogspot.com

Tomado de Cubaperiodistas.cu

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris