Facebook Twitter Google +1     Admin
20110111130458-posadaterrorista.jpg

Cuba emitió este lunes en la televisión fragmentos del juicio que condenó en La Habana, por actos de terrorismo en la isla, al salvadoreño Francisco Chávez Abarca, quien afirmó en ese proceso haber sido una “marioneta” del terrorista Luis Posada Carriles.

Posada Carriles afirma que EEUU lo protegerá por sus “servicios” a ese país

El reportaje coincide con el proceso que se sigue en EEUU contra Posada Carriles por mentir a funcionarios de Estados Unidos durante los interrogatorios de petición de asilo político y de ciudadanía, después de haber entrado en el país de manera ilegal en 2005.


En el juicio celebrado en Cuba contra Chávez Abarca, éste dijo que Posada Carriles le reclutó para colocar bombas en centros turísticos de la isla en 1997, en fragmentos de su comparecencia ante el tribunal cubano que lo juzgó el 20 y 21 de diciembre pasado y lo sentenció a 30 años de prisión.

El programa, elaborado como parte de la serie emitida por la televisión con el título “Las Razones de Cuba”, comprende además de las declaraciones de Chávez Abarca, intervenciones de peritos y varios testigos cubanos de la fiscalía en el proceso judicial.

Chávez Abarca fue arrestado en Venezuela y extraditado en julio pasado a Cuba, donde era reclamado desde hace años bajo la acusación de ser uno de los principales autores de la ola de atentados en hoteles cubanos en el que falleció un turista italiano.

En las declaraciones del proceso judicial recogidas en el reportaje, el salvadoreño citó a algunos de los terroristas con los que mantuvo contactos y en particular se refirió a Posada Carriles, a quien atribuyó su reclutamiento.

Dijo que Posada le había entregado y enseñado el modo de trasladar oculto en sus zapatos el explosivo del tipo C-4 que se emplearía en los atentados cometidos en Cuba.

También manifestó que había escuchado a Posada Carriles hablar sobre el atentado realizado a un avión cubano en 1976 en Barbados que causó la muerte de 73 personas y que lo invitó a viajar a Panamá con el fin de que participara en un complot para asesinar al líder cubano Fidel Castro durante la Cumbre Iberoamericana que se celebró en 2000 en ese país.

En sus declaraciones ante el tribunal, Chávez Abarca se confesó culpable de los actos de terrorismo que se le imputan y pidió perdón al pueblo de Cuba por los mismos.

La justicia cubana acusa a Posada Carriles de estar vinculado en la planificación de esos y otros hechos de terrorismo ejecutados contra la isla.

Más información en Las Razones de Cuba.

(Con información de EFE)

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris