Facebook Twitter Google +1     Admin
20110320224338-sopranodn.jpg

"Las teleseries cuentan las historias más próximas y cercanas a nuestra época y, en cierto modo, han puesto en jaque al cine, que no está en declive pero sí vive una mutación". La reflexión la hace el escritor y crítico Jorge Carrión (Tarragona, 1976), quien disecciona el fenómeno de las series de televisión en su nuevo libro, Teleshakespeare (Errata Naturae). La primera década del siglo XXI ha traído consigo una nueva manifestación de culto: el consumo masivo de series televisivas, con millones y millones de fieles en todo el mundo.

Títulos como Los Soprano, The Wire, Lost, Mad Men o Breaking Bad, entre otros, han supuesto una transformación del relato audiovisual que parecía impensable hace sólo diez años. "Sin la crisis de los guionistas de Hollywood, que era algo que nadie se podía imaginar, no se entendería lo que ha sucedido", explica Carrión a Público. El autor apunta a dos elementos que han facilitado la rápida propagación del fenómeno: internet y las nuevas formas de consumo cultural.

«La crisis de los guionistas de Hollywood ayuda a explicar lo ocurrido»

Otro de los factores que han influido decisivamente en este boom de las series de televisión es el interés que han mostrado en los últimos años los grandes nombres del cine (Martin Scorsese, Quentin Tarantino, Steven Spielberg...) por este formato. "Les resulta muy atractivo porque les permite desarrollar tramas y personajes complejos. Y, por otro lado, hay un componente industrial y económico que también les es muy interesante", opina Carrión.

Para el autor de Teleshakespeare, los primeros síntomas de este cambio hay que situarlos en los años noventa, con producciones como Twin Peaks, de David Lynch. A finales de esa misma década, llegarían El ala oeste de la Casa Blanca y Los Soprano, series que eran premonitorias del salto artístico y narrativo que estaba a punto de llegar.

El caso de Crematorio'

«Twin Peaks' fue uno de los primeros síntomas de este cambio»

Y fuera de EEUU, ¿qué sucede? "En Inglaterra y Alemania se están haciendo teleseries muy buenas. Es el caso de Sherlock, de la BBC, que es excelente", afirma Carrión. A años luz está España, donde "no hay una apuesta industrial ni con guiones de calidad, pero sí hay intentos muy loables como Crematorio, que puede crear escuela", destaca este escritor.

Con el cambio de siglo, la televisión pasa de ser una "caja tonta" a convertirse en una "caja inteligente", y los niveles de calidad se disparan. "Cuando vi Los Soprano, viví una de las experiencias más intensas de mi vida como lector. Llevaba muchos años leyendo casi exclusivamente literatura y de pronto me di cuenta de que había otros lugares donde se estaban escribiendo grandes relatos", recuerda. Series como Dexter, Roma y Deadwood le dieron la razón.

RAMIRO VAREA MADRID 20/03/2011 08:00 Actualizado: 20/03/2011 12:33

TOMADO DE PUBLICO http://www.publico.es/culturas/367043/las-teleseries-han-puesto-en-jaque-al-cine

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris