Facebook Twitter Google +1     Admin
20110827122312-nuevayork-644x362.jpg

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg, ordenó hoy la evacuación obligatoria de todas las personas que vivan en áreas localizadas bajo el nivel del mar, el llamado área A, lo que afecta a unos 250.000 neoyorquinos, ante la llegada a la costa este de Estados Unidos del huracán «Irene». Sin embargo, el New York Times informa en su edición digital de que el número de evacuados asciende ya a 370.000.

Los residentes tendrán que abandonar sus casas sobre las 17:00 del sábado hora local (21:00 GMT), aunque el alcalde instó a los neoyorquinos a que se muden «lo más pronto posible».

Bloomberg detalló que esta orden afecta a las zonas costeras en los barrios neoyorquinos de Brooklyn, Queens y Staten Island, incluyendo las áreas de Battery Park City, el sur de Manhattan -donde se encuentran Wall Street y el principal distrito financiero del mundo- y Governor’s Island.

El estado de Nueva York ha decidido cerrar a partir del mediodía del sábado toda la red de transporte público de la ciudad, que incluye los sistemas de autobús, metro y ferrocarril, Bloomberg instó a los afectados a empezar a mudarse «ya mismo» porque el sábado por la mañana esos medios de transporte «no podrán albergar a todos».

Además de las evacuaciones decretadas por el alcalde de la ciudad, las autoridades neoyorquinas ya han comenzado a desalojar todos los hospitales, clínicas y asilos situados bajo el nivel del mar, un total de 22 localizados a lo largo de los barrios de la ciudad.

Ante las alertas de las autoridades y las medidas sin precedentes tomadas ante la llegada de «Irene», que se prevé arribe el domingo con categoría 1, los neoyorquinos han comenzado a hacer acopio de provisiones, de forma que los supermercados de la ciudad comenzaban a verse desabastecidos de botellas de agua y latas de conservas.

Obama adelanta sus vacaciones

El Presidente estadounidense, Barack Obama, ha acortado un día sus vacaciones para regresar este viernes a la Casa Blanca en Washington y poder estar en la capital norteamericana antes de que llegue a la costa este el huracán «Irene».

«El presidente ha sentido que era prudente estar en la Casa Blanca esta tarde», ha informado el portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest. El portavoz ha explicado que la decisión de regresar un día antes de sus vacaciones no se ha adoptado por preocupación por la seguridad del mandatario y ha señalado que su mujer y sus hijas regresarán mañana, sábado, como estaba planeado.

Iberia, Lufthansa y Air France se han visto obligadas a cancelar sus vuelos a Nueva York

Las autoridades aeroportuarias estadounidenses han confirmado este sábado el cierre de cinco aeropuertos de Nueva York (los internacionales JFK, Newark Liberty y Stewart, así como LaGuardia y Teterboro) a causa del huracán «Irene» y, por ende, la cancelación de todas los vuelos entrantes, tanto internacionales como nacionales, a partir del mediodía de este sábado hora local (18.00 horas en la España peninsular).

El subdirector del Centro Nacional de Huracanes, Ed Rappaport, ha alertado en la cadena norteamericana CNN de que, por el tamaño y la fuerza del huracán, «Irene» será «el evento más importante, quizás, en 20 años desde un sistema tropical», ya que su desplazamiento lo realizará muy próximo a la orilla de la costa, algo anómalo en este tipo de tormentas tropicales.

Como consecuencia, ha esgrimido Rappaport, «estos fenómenos meteorológicos se desarrollarán esta vez muy cerca de las áreas metropolitanas. Asimismo, ha aseverado que «Irene» azotará el sur de New England, en el norte del país. Dicha área y la costa este estadounidense serán objeto de «fuertes vientos y olas altas cerca del epicentro de la tormenta».

Suspensión de vuelos

Por otra parte, este sábado, diversas aerolíneas norteamericanas han anunciado la suspensión de gran parte de sus vuelos a Nueva York y a algunos puntos de la costa este debido al huracán. Las compañías United y Contintental Airlines han cancelado 2.300 vuelos programados para el sábado y el domingo, de acuerdo con el comunicado conjunto que han emitido ambas compañías. Delta Airlines ha suspendido cerca de 1.300 vuelos hasta el lunes, según ha confirmado su portavoz, Anthony Black.

American Airlines también ha hecho lo mismo en el área de Washington, según ha afirmado su portavoz, Ed Martelle este viernes, cuando ya suspendieron 32 vuelos. Otras aerolíneas como AirTran y Southwest, de carácter nacional y regional, también han suspendido gran parte de sus vuelos.

US Airways ha informado de que está planeando «cancelaciones significativas» de aquellos vuelos que circulen por el área metropolitana de Washington a partir del sábado, así como por otras áreas de la costa este. Por su parte, el aeropuerto internacional de Baltimore/Washington está «controlando la terminal y el drenaje de la pista, revisando los generadores y asegurando cualquier equipamiento que pueda volarse debido a los fuertes vientos», según ha apuntado su director ejecutivo, Paul Wiedefeld.

Iberia, Lufthansa y Air France

Iberia ha cancelado todos los vuelos previstos para este sábado y domingo con destino Nueva York a consecuencia de la llegada del huracán «Irene» a la ciudad estadounidense.

Así lo ha comunicado la compañía en su perfil de la red social Twitter, donde también informa a los usuarios de que quienes se vean afectados por estas cancelaciones podrán cambiar las fechas del viaje o pedir el reembolso de los billetes tanto en Iberia como en la agencia de viajes. También la aerolínea francesa Air France ha cancelado sus vuelos con destino a la costa este de Estados Unidos hoy y mañana, y en concreto todos aquellos a Nueva York, como medida de precaución debido al huracán «Irene».

La compañía aérea alemana Lufthansa, la mayor de Europa, anunció hoy la suspensión de numerosos vuelos con destino a la costa Este de Estados Unidos por el peligro que el huracán Irene supone para la navegación aérea.

La principal compañía aérea francesa no operará el sábado y el domingo aquellos vuelos que tuvieran previsto despegar o aterrizar en el aeropuerto John F. Kennedy (JFK) de Nueva York,

Por otro lado, al menos dos aerolíneas con frecuencias entre Brasil y Nueva York cancelaron hoy los vuelos previstos para el sábado y el domingo, por las dificultades meteorológicas que se prevén ante el paso del huracán Irene por la costa este de Estados Unidos.

La suspensión de los vuelos de este fin de semana fue anunciada por la aerolínea brasileña TAM, la mayor del país, y por la estadounidense American Airlines, pero también se espera que lo hagan Delta Air Lines, Continental Airlines y United Airlines.

En Nueva York, donde prevén cerrar el metro y evacuar a parte de la población, se le espera para el domingo por la tarde

El huracán «Irene» se acerca a las costas estadounidenses después de su paso por Haití, República Dominicana (países donde ha provocado cinco muertos, según informa AFP) o Bahamas. Aunque la trayectoria de un huracán es siempre impredecible, el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en sus siglas en inglés) prevé su llegada a las costas de Carolina del Norte el sabado por tarde y a la ciudad de Nueva York el domingo también por la tarde, tras su paso por Virginia, Maryland (donde se espera lo peor de «Irene», según «The Washington Post») y Delaware. Para el lunes se espera su presencia en el noreste del país, la isla de Terranova y Canadá, pero ya convertido en una tormenta tropical.

Cinco estados han declarado ya el estado de emergencia; sus gobernantes han indicado a la población (65 millones de personas viven en las zonas amenazadas) que se alejen de las costas, mientras los vuelos han comenzado a suspenderse. En Nueva York, el alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, ha anunciado este viernes medidas como el cierre del metro de la ciudad y  la evacuación de los ciudadanos más «vulnerables» (aquellos que viven bajo el nievel del mar), cinco hospitales y ocho asilos. Hasta el sábado por la mañana no se decidirá el traslado de los habitantes de cinco distritos de la ciudad, entre ellos los emblemáticos de Manhattan o Queens.

En Washington, donde el huracán entrará precedido de lluvias el sábado por la tarde, «Irene» ha provocado la suspensión de un acto este domingo donde se iba a inaugurar un memorial en honor a Martin Luther King y que iba a contar con la presencia del presidente Obama.

Mientras, las Universidades que estaban a punto de comenzar el semestre de otoño le han pedido a sus alumnos que retrasaran su llegada a los campus; incluso, la Universidad William y Mary, en Williamsburg (estado de Virginia), mandó a sus alumnos a sus casas, según informa «The Washington Post».

Vientos de 175 kilómetros por hora

«Irene», catalogado ahora como de categoría 2, se acerca a las costas estadounidenses con vientos de 175 kilómetros por hora, si bien el NHC pronostica que estos aumenten de aquí al sábado. Nueva York ya sufre unas fuertes lluvias que complementan al terremoto de 5,8 grados de magnitud en la escala Ritchter que sufrieron el martes. Se espera que el nivel del mar aumente varios centímetros a causa de las tormentas y de las lluvias.

Los medios estadounidenses le están dando una gran cobertura a la llegada del huracán, el primero de esta temporada en el Océano Atlántico. Las ediciones digitales de «The Washington Post» o «The New York Times» muestran cómo la población se prepara para las tormentas asegurando sus posesiones ante la lluvia y los fuertes vientos o dotandose de provisiones para este fin de semana.

TEXTOS Y FOTOS TOMADOS DE ABC.ES

http://www.abc.es/

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris