Facebook Twitter Google +1     Admin
20110829164926-dayronmanoliuxiang.jpg

Por: Aliet Arzola Lima, estudiante de Periodismo de la Universidad de La Habana.

Cuando se escriba la historia del deporte cubano hay nombres que no podrán ser obviados. La lista sería interminable, pero justo en este instante me viene un nombre a la mente, tal vez porque lo acabo de ver correr, tal vez porque no han existido (y probablemente no existirán) hombres con mayor capacidad para volar sobre las vallas.

No se equivoca, es Dayron Robles, quien se proclamó campeón del mundo en Daegu, Corea del Sur, el único título que no exhibía en sus ya abultadas vitrinas.

Los 110 metros con vallas son su mundo, allí es rey entre los reyes, monarca olímpico, recordista universal…todo en uno. En la final de hoy tenía a sus rivales de toda la vida: el chino Liu Xiang y el norteamericano David Oliver, pero además aparecían con ímpetu los también norteños Jason Richardson y Aries Merrit.

Solo una arrancada espectacular y un mejor remate después de cruzar la última valla permitieron al guantanamero coronarse con un tiempo nada estratosférico, apenas un 13.14, justificable si tenemos en cuenta que se corría con viento en contra (-1,1 m/s) y en una pista lenta.

Lo escoltaron Richardson (13.16), la alternativa norteamericana a David Oliver (quinto con 13.44), quien parece haber perdido el encanto del año anterior. Relegado al tercer puesto quedó el monarca olímpico de Atenas ‘04, Liu Xiang, con crono de 13.27.

De esta forma Dayron Robles no deja margen a las dudas, tiene de todo en su palmarés y aún mucha historia por escribir.

Ya que hablamos de hazañas, mis ojos no dan crédito a la tremenda actuación del pertiguista Lázaro Borges, aún en competencia mientras escribo estas líneas. El criollo llevó el primado nacional hasta 5.85 metros y puede seguir subiendo…

TOMADO DE CUBADEBATE

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris