Facebook Twitter Google +1     Admin
20110928002730-juez-argentino-5heroes.jpg

antiterroristas.cu     
      
El juez de la Corte Suprema de Justicia de Argentina Eugenio Zaffaroni  afirmó en declaraciones a Página 12 que la misiva que le envió al presidente norteamericano, Barack Obama, para pedir la liberación de los cinco ciudadanos cubanos presos en ese país por presunto espionaje "fue una carta colectiva que se hace a nivel individual para que otros juristas de la región puedan reiterarla en términos más o menos análogos. (...) Los cinco cubanos detenidos en los Estados Unidos fueron objeto de un proceso que dejó algunas sombras. La Corte Suprema ni siquiera consideró el recurso de apelación o sea que la vía judicial dentro de los Estados Unidos se cerró", reconoció.

Zaffaroni advirtió que el reclamo a Obama no es que indulte "sino que conmute la pena. Hace 13 años que están presos y aun en caso de tener responsabilidad en lo que se le imputa, y suponiendo que los hechos son verdaderos, estimamos que 13 años de prisión por conductas que no pusieron en peligro la seguridad de Estados Unidos es una pena razonable", manifestó.

Fragmento de la Carta:

"Más allá de las diferentes valoraciones que puedan formularse respecto del proceso y de las sentencias condenatorias, es imposible ignorar que el trámite y las decisiones resultan cuanto menos discutibles o poco transparentes, lo que incluso es reconocido en ámbitos adecuados de la ONU.

Perdernos a esta altura de los hechos en nuevas consideraciones jurídicas no parece lo más conducente, pues el paso del tiempo convirtió a la cuestión jurídica en materia política, lo que hace muy difícil llegar al fondo de la cuestión en forma imparcial. No obstante, el mismo factor va haciendo irreversibles los efectos de las condenas sobre las personas.

Me atrevo a molestar su atención para solicitar de su elevado criterio que contemple la posibilidad de una conmutación de penas, por la vía constitucionalmente autorizada, a efectos de poner fin a una situación dudosa que a estas alturas no puede resolverse por medio de decisiones jurisdiccionales imparciales.

Creo que para casos como el que nos ocupa es que la Constitución de los Estados Unidos de América prevé y habilita la facultad presidencial del indulto y la conmutación.

Entiendo que incluso en el supuesto de culpabilidad, las penas no deben ser crueles, lo que significa que no pueden ser desproporcionadas respecto del contenido injusto de los hechos. Considero, pues, que el eventual daño a la seguridad de su país en ningún caso podría ser considerado en este supuesto de magnitud tal que merezca una pena mayor que la que ya han cumplido los mencionados ciudadanos.

No se ha producido muerte de ninguna persona ni se ha puesto en peligro concreto la vida de nadie como resultado de las acciones atribuidas a los penados y, sin embargo, la magnitud de las penas excede en casi todos los casos la vida útil de esas personas, con lo que equivalen a penas de privación de la vida, o sea, que por su extensión se asimilan a las penas de muerte."


 El Dr. Eugenio Zaffaroni es además Vicepresidente de la Asociación Internacional de Derecho Penal e Integrante del Comité Científico de la Asociación Internacional de Derecho Penal. Ha sido distinguido por ser pionero en la explicación del genocidio cometido por el último gobierno de facto de Argentina sobre la base de la teoría criminológica. Es uno de los más destacados penalistas latinoamericanos con una reconocida obre científica.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris