Facebook Twitter Google +1     Admin

WASHINGTON.— El Congreso de Estados Unidos desestimó una propuesta legislativa que hubiera facilitado a Cuba la compra de mercancías estadounidenses.

Líderes en el Capitolio norteamericano, presionados por diputados conservadores de origen cubano, acordaron eliminar la iniciativa presentada por la representante republicana Jo Ann Emerson para flexibilizar los pagos, que hoy deben hacerse en efectivo y por adelantado.

Una enmienda del Congreso de Estados Unidos aprobó la venta de alimentos a Cuba como excepción, tras el impacto causado por huracanes en la isla en el 2001.

La medida mantuvo intacto el bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba que Washington estableció hace más de medio siglo con un costo para los cubanos superior a los 975 mil millones de dólares.

Según fuentes congresionales, la enmienda Emerson fue borrada por exigencia de la extrema derecha, como compensación por la eliminación de un acápite incluido en la Ley del Presupuesto para limitar los viajes y remesas de dinero de los cubanos residentes en Estados Unidos a su país de origen.

El representante José Serrano, demócrata por Nueva York y miembro del Comité de Asignaciones de la Cámara, señaló que las restricciones propuestas por el congresista republicano Mario Díaz-Balart habían sido el último obstáculo en las negociaciones sobre el proyecto de ley general para gastos de 2012. (PL)

Información y título tomados de Granma

Ver en http://www.granma.co.cu/2011/12/17/interna/artic09.html

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris