Facebook Twitter Google +1     Admin
20111223223651-00-1parlamento2011a.jpg

El Tribunal Supremo Popular y la Fiscalía General de la República de Cuba coincidieron hoy en fijar como prioridad el fortalecimiento del sistema judicial de la isla, en aras de mantener la disciplina socioeconómica y la tranquilidad ciudadana.

En sus informes de gestión ante el Octavo Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular en su Séptima Legislatura, ambas entidades explicaron a la plenaria de diputados sus acciones para garantizar la capacitación de los funcionarios y la conducta ética de los mismos.

También señalaron su empeño en cumplir los tiempos de tramitación de procesos y en actuar con severidad en la lucha contra la corrupción y los delitos que ponen en peligro la salud y la integridad física y moral de las personas.

El presidente del Tribunal Supremo Popular, Rubén Remigio Ferro, y el fiscal general de la República, Darío Delgado, mencionaron en sus presentaciones el compromiso de adecuar la gestión judicial a la actualización del modelo económico cubano, cuyos lineamientos fueron aprobados en abril último por el VI Congreso del Partido Comunista.

Otros temas tratados en el Palacio de las Convenciones de esta capital fueron el respeto a la legalidad en las actuaciones, el trabajo para garantizar la reinserción a la sociedad de los sancionados y la ejecución para superar deficiencias en la tramitación de casos.

A propósito de los informes del Tribunal Supremo y la Fiscalía, la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos de la Asamblea Nacional llamó a incrementar la calidad de la gestión.

En el dictamen de ese grupo parlamentario se recomendó además trabajar junto al Ministerio del Interior en un análisis integral del sistema de justicia penal de la nación, en aras de perfeccionarlo.

La plenaria de la Asamblea aprobó antes el Plan Económico y la Ley de Presupuesto del Estado para 2012, en el cual se prevé un crecimiento del Producto Interno Bruto de 3,4 por ciento.

Por su parte, el vicepresidente Marino Murillo actualizó a los legisladores acerca de la marcha de la implementación de los lineamientos de la política económica y social, aprobados en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Los diputados también rindieron -al inicio de la sesión- un minuto de silencio en homenaje al ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, Julio Casas Regueiro, recientemente fallecido.

En su jornada final de 2011, el Parlamento aprobó por unanimidad y aclamación el acuerdo de continuar los esfuerzos por la liberación inmediata e incondicional de los cinco antiterroristas cubanos condenados a largas penas en Estados Unidos.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris