Facebook Twitter Google +1     Admin
20120722044823-daiquiri-gigante.jpg

Un Daiquirí de 275 litros resultó hoy el primer trago del famoso bar-restaurante habanero Floridita, confeccionado por sus 55 empleados en una copa gigante, en busca de las páginas de los récords Guinness.

  La novedad estuvo amasada durante todo un año por el personal de esta casa de comidas que celebra sus 195 años de existencia a la sombra del novelista estadounidense Ernest Hemingway, quien en vida la hizo su comandancia cubana.

El trago, emblemático del lugar, repletó una gran copa fabricada por el artista plástico cubano Lázaro Navarrete, y que al desbordar su marca máxima de 250 litros alcanzó los 275 en una faena de 33 minutos, ante jurado y supervisión de la embajada británica.

Como principal ingrediente, incluyó 88 botellas de ron Havana Club tres años, precisamente con el que de manera cotidiana se confecciona este preparado para miles de turistas de todo el mundo, visitantes cotidianos del lugar.

Pero no se trató de un récord para museos, pues el recipiente gigante llenó mil 466 copas de Daiquirí que se repartieron de manera generosa a los asistentes, muchos directivos turísticos, gastronómicos y periodistas.

También un público sorprendido por la noticia siguió la confección del trago en la calle, desde una pantalla que proyectó el acontecimiento, y también accedieron a su dosis.

Por demás, los organizadores repartieron una tarjeta con la receta del Daiquirí: Jugo de media lima, una cucharada de azúcar blanca, cinco gotas de licor marrasquino, una y media onza de ron añejo tres años Havana Club y hielo molido.

Ubicado en el número 557 de la Calle Obispo, a las puertas de La Habana Vieja, El Floridita constituye un sitio sumamente visitado y atractivo para los viajeros.

Esta fiesta de la culinaria también tuvo su homenaje a Hemingway, quien bebía grandes cantidades de este trago y hoy cumpliría 113 años. El escritor norteamericano, muy admirado por los cubanos, vivió en este país por más de 20 años.

El Daiquiri es prácticamente una leyenda. Sobre su aparición existen diversas versiones, una de ellas le sitúa desde principios del siglo XX por el ingeniero Pagliuchi, capitán del ejército libertador cubano, en la mina de hierro de Daiquirí.

En ese lugar de la oriental ciudad de Santiago de Cuba el militar tuvo una entrevista con su colega norteamericano Jennings S. Cox, y como en la despensa del norteño no encontró más que Gin o Vermouth, ron, azúcar y limón, mezcló algunos ingredientes para mitigar la sed.

La segunda versión data de 1898, cuando las tropas norteamericanas desembarcaron en la propia zona de Daiquirí, en su playa. El general Shafter, quien comandaba, unió ron, limón y azúcar, y le añadió hielo para otorgarle el toque de distinción.

Su verdadero realce ocurrió en La Habana, atribuible al cantinero Emilio González, conocido como Maragato, de origen español y fundamentalmente de la mano del hispano Constantino Ribalaigua Veri (Constante), precisamente en el Floridita.

 Alrededor de 30 cantineros y ayudantes, se turnaron durante 33 minutos detrás de 12 batidoras. Foto: EFE/ Stringer

Alrededor de 30 cantineros y ayudantes, se turnaron durante 33 minutos detrás de 12 batidoras. Foto: EFE/ Stringer

En horas de la mañana, Cubadebate informó sobre la iniciativa de unos 30 cantineros cubanos y sus ayudantes para elaborar el daiquirí más grande del mundo, un homenaje al 113 aniversario del natalicio del escritor estadounidense Ernest Hemingway y los 195 años del bar-restaurante El Floridita, sede de la actividad. Lograda la hazaña, ofrecemos a nuestros lectores un grupo de fotos que recogen momentos de esta fiesta de la coctelería cubana.

 Los protagonistas intentan entrar a los récords Guinnes. Foto: EFE/ Stringer

Los protagonistas intentan entrar a los récords Guinnes. Foto: EFE/ Stringer

La competencia forma parte de los festejos del 195 aniversario de Floridita. Foto: EFE/ Stringer

La competencia forma parte de los festejos del 195 aniversario de Floridita. Foto: EFE/ Stringer

Subidos en sillas a ambos lados de la enorme copa de capitel triangular, típica del daiquiri, dos empleados fueron vertiendo las jarras. Foto: EFE/ Stringer

Subidos en sillas a ambos lados de la enorme copa de capitel triangular, típica del daiquiri, dos empleados fueron vertiendo las jarras. Foto: EFE/ Stringer

La iniciativa era un sueño de todos los trabajadores de la instalación. Foto: EFE/ Stringer

La iniciativa era un sueño de todos los trabajadores de la instalación. Foto: EFE/ Stringer

La iniciativa era un sueño de todos los trabajadores de la instalación. Foto: EFE/ Stringer

La iniciativa era un sueño de todos los trabajadores de la instalación. Foto: EFE/ Stringer

El público presente disfruta de la popular bebida. Foto: EFE/ Stringer

El público presente disfruta de la popular bebida. Foto: EFE/ Stringer

FOTOS de Stringer/ TOMADAS DE SILUETAS DE CUBA EN FACEBOOK Y DE CUBADEBATE.

NOTA DE PRENSA LATINA

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris