Facebook Twitter Google +1     Admin
20120822213818-mazorra.jpg

Escrito por María Salomé Campanioni   / Portal de la Radio Cubana

"Los hombres necesitan quien les mueva a menudo la compasión en el pecho y las lágrimas en los ojos; y les haga el supremo bien de sentirse generosos", afirma una frase de nuestro Héroe Nacional José Martí. Y es esa, y no otra, la que vino a mi mente al percibir el rostro emocionado de Manuel Esteban Andrés Mazorra en su andar por el piso 10, del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), cuando se anunció su designación como Premio Nacional de Radio 2012.

Y no es para menos, pues este hombre de nuestra Radio siente en su alma generosa el empuje de un medio que llegó a su vida hace más de medio siglo, y con la misma estirpe de los nacidos en Punta Brava, con el simbolismo de Antonio Maceo en su pecho, ha llevado en sus hombros el peso de la organización, estructura y nacimiento de varias unidades y proyectos que ha impulsado el ICRT para la Radio, y hoy son incluyentes en el sistema que este 22 de agosto cumple ya 90 años de transmisiones ininterrumpidas.

Sus primeras impresiones, luego de la noticia de tan merecido estímulo, quedaron en la red digital del Portal de la Radio Cubana:

"Obtener este Premio es lo más importante que me ha pasado en la vida desde que me inicié y desde que confiaron en mí cuando era un muchacho de apenas 25 años y me seleccionaron para dirigir aquella emisora que se llamaba por 'La Voz de Isla de Pinos´, y que los jóvenes de hace 50 años transformamos en lo que es hoy: 'Radio Caribe´, desde la Isla de la Juventud."

"No puedo dejar de recordar a aquellos muchachos y muchachas graduados de la escuela llamada "Más Revolución", que fueron a la Isla a construir y crear allí el sistema de la Radio. Un ciclón: El Alma, fue el detonador de todo, pues luego de su paso por el país, el slogan era recuperar lo perdido y avanzar mucho más, aquella fue una tarea titánica de la juventud, por eso este Premio me llena de orgullo".

"No tengo palabras para explicar lo que se siente, porque la Radio es un hecho colectivo. Cualquier premio tiene una cola enorme de hacedores, a la Radio uno le aporta sus conocimientos, pero uno mismo tuvo que aprender con los de más edad, quienes fueron fuentes donde se bebió sabiduría. Ahora recuerdo a muchos, entre ellos, a Antonio "Ñico" Hernández, a "Bejuco Ramírez", a Pepe Gutiérrez, y a muchísimas personas que dejaron un sello en nuestra Radio, y es el legado que uno pudo recoger".

- Y su emisora de la familia cubana, Radio Progreso, cómo cree que acoge este Premio Nacional?

"Radio Progreso es para mí algo especial porque desde que quise a la Radio la quise pensando en Progreso. Me acerqué para ser operador de audio, fui después en 1981 jefe de transmisiones de allí, mucho antes de participar en la Dirección Provincial de Radio y de asistir al desarrollo de la Radio en Etiopía. En 1994 luego de haber laborado en la creación y construcción de la productora que hoy es Radio Arte, la vicepresidencia del ICRT me asigna la altísima responsabilidad de dirigir Radio Progreso.

"Confieso que es una escuela, una gran escuela que se lleva por dentro y por fuera, donde aprendes la dinámica de una planta radial, por una parte estás transmitiendo y por la otra estás adoptando decisiones".

-Hace muy poco fue acreedor del Premio de Periodismo Juan Emilio Friguls por la Obra de la Vida, y ahora el Premio Nacional de Radio 2012... ¿Cuál es, en su criterio, el reto de la prensa radial que hacemos hoy en Cuba?

"Tenemos un reto inmenso, y es el de hacer el mejor producto radial posible, pero sobre todo respetando el lenguaje de la Radio. Uno de los problemas que tenemos hoy es que no se respetan las técnicas. En estos momentos con la incursión de las nuevas tecnologías ya no se contrastan las fuentes, y el síndrome del "facilismo" va apoderándose de parte del trabajo en las redacciones periodísticas. Hoy cuando anuncias una entrevista, al escucharla, te das cuenta que se estructura de la siguiente manera: La pregunta, una declaración de la fuente, y la despedida, de ese reporte, salen como por arte de magia varias versiones para los diferentes espacios informativos.

"Otro de los males que radiofónicamente nos acechan es el relacionado con la imitación a las radios extranjeras, a veces escuchamos a periodistas con una entonación que no es la suya, y locutores y/o narradores jugueteando con la sonoridad, y los tonos y frases verbales que no pertenecen a nuestras tradiciones e idiosincrasia; yo siempre digo que a nosotros nos llega una influencia negativa de la radio enemiga que podemos frenar, puesto que nuestras emisoras hay una escuela muy cubana, formada sobre códigos del periodismo radial verdaderamente excelentes.

"Nuestros productos periodísticos deben concebirse con un lenguaje que la gente comprenda y que nuestro oyente, en cualquier lugar donde se encuentre, se entere del mensaje, ya sea porque la Radio, lo reiteró, o porque aplicó con acierto el lenguaje radial.

"Hay que abrir espacios de intercambio y trabajar en pos de una mayor profesionalización del periodismo radial cubano. Juan Emilio Friguls fue un periodista de la Radio que jamás habló ante un micrófono, pero sus textos, su profesionalidad, su impronta, nadie los discute, porque él supo siempre respetar ese lenguaje, el de la síntesis y del verbo adecuado, en el momento adecuado, con un profundo compromiso ético y revolucionario".

- Y en la aplicación y apropiación de las nuevas tecnologías, ¿qué nos falta?

"Hay un sinfín de aplicaciones, programas que ofrecen las computadoras para los periodistas de la Radio, sin embargo, mucho de nuestros colegas no aprovechan esas nuevas técnicas, las desconocen, no hacen lo posible por aprender, y no hacen suyo el trabajo de guión-edición-montaje-transmisión, que resulta clave.

También estuvo compartiendo su experiencia como radialista por Bolivia, de donde trajo la certeza de haber hecho un viaje de "Maestro – Aprendiz". ¿Por qué?

"En Bolivia apoyamos el desarrollo de la Radio en el trópico de Cochabamba. Allí no solo asesoramos, si no también que aprendimos, pues allí muchachos y muchachas grababan la información en sus celulares, y la editaban, y aunque la situación económica obligaba a trabajar a veces hasta 4 ó 5 en una misma idea o proyección del trabajo editorial, nosotros veíamos cómo ellos se desarrollaban en este nuevo mundo de las tecnologías digitales, y aprendimos muchas cosas. Por ejemplo, cuando fuimos allí pensamos encontrarnos con emisoras del Estado, igual que las nuestras, con plantillas aprobadas, etc, y no, nada de eso: nos encontramos con emisoras autofinanciadas, que son propiedad del movimiento social que dirige Evo Morales y allí si hay multiplicidad de oficios, los llamados 2hombres Radio" de verdad".

El próximo 3 de octubre cumple 74 años, y quisiera saber qué reserva en su quehacer Manuel Esteban Andrés Mazorra con más de siete décadas de existencia y más de media centuria en la Radio...

"Yo, siempre estaré al lado de mi familia. Mi familia que es esta Radio a punto de cumplir 90 años. Que no nos sentimos viejos, aunque a veces tengamos dificultades en los huesos para caminar.

"Desde los 14 años cuando era miembro de la Asociación de Jóvenes de Esperanza de la Fraternidad (juventud masónica) en mi natal Punta Brava, creamos radio base y nos hicimos de un tocadiscos, amplificadores y un micrófono... con eso emitíamos mensajes y ya éramos queridos por esa vocación de servicio público.

Hoy cada madrugada, al llegar a la dirección de "A Primera Hora", la Revista Informativa de Radio Progreso, y pensar en todo el tiempo vivido y andado, me doy cuenta que no hay mejor medio que la Radio, esa dinámica, esa posibilidad de crear, de hacer, de construir en colectivo y de forma individual.

Eso se disfruta tanto, y llena tanto el alma, que es la misma vida. Por eso, periodista, puedes poner en el titular que "En la Radio voy a seguir".

http://www.radiocubana.cu/index.php/radialistas-cubanos/11-periodistas/3772-manuel-andres-mazorra-qen-la-radio-voy-a-seguirq

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris