Facebook Twitter Google +1     Admin
20121213095531-asamblea-1.jpg

Ofrece información el Instituto Cubano de Radio y Televisión a diputados a la Séptima Legislatura de la Asamblea Nacional

Pedro de la Hoz / tomado de granma

En la elevación de la calificación profesional de los cuadros, realizadores y trabajadores y el salto cualitativo necesario en las concepciones y el diseño de la programación se localizan los principales desafíos que deben vencer la Radio y, sobre todo, la Televisión cubanas para cumplir con los Lineamientos del Sexto Congreso y los Objetivos de la Primera Conferencia Nacional del Partido y responder a las exigencias de la población.

Ello fue expuesto y debatido ayer durante la información ofrecida por el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) a los diputados de la Séptima Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, que asisten en el Palacio de Convenciones a su X Periodo de Sesiones.

Al comparecer en el plenario, Danylo Sirio, presidente del ICRT, no solo puso de relieve insuficiencias conceptuales y organizativas sino también las tareas y decisiones encaminadas a superarlas.

Hizo énfasis en la irreductible orientación ideológica, ética y cultural de la programación de los medios y en tal sentido, al abordar la difusión musical, afirmó que bajo ningún pretexto se permitirá radiar o televisar temas que denigren a la mujer o exalten la vulgaridad, la obscenidad y la grosería.

Admitió que los encargados de la radio y teledifusión de la música por muchos años han contribuido a que se impongan patrones banales y de mal gusto en el consumo y apreciación de ciertos sectores del público.

Un mentís rotundo a quienes pretenden divorciar cultura y entretenimiento lo fueron las recientes transmisiones de los festivales de Ballet y de Música de Cámara, así como de los conciertos de destacados exponentes cubanos y extranjeros que se originan en la capital y llegan casi de inmediato a todo el país.

Aunque en la Radio Cubana y sus 96 emisoras queda mucho por hacer todavía en aras de lograr mayor efectividad e influencia, se observan niveles de consolidación en las realizaciones informativas, dramáticas y musicales. En esta última se pondrá el acento en una mayor promoción de los talentos locales.

Mucho más complejos resultan los problemas que aquejan a la TV Cubana en los más diversos órdenes y campos. Desde el anquilosamiento de los códigos en las emisiones de los servicios informativos hasta la rutina formal que hace que varios programas de una misma división parezcan iguales. Desde la urgencia de revitalizar la producción de programas infantiles de suma utilidad y elevados valores estéticos hasta el cuidado en la selección de las series extranjeras que se transmiten, algunas de ellas portadoras de mensajes contrapuestos a nuestros valores.

Por su jerarquía en el uso del tiempo libre de la población, las telenovelas ocuparon parte de la intervención del presidente del ICRT. Los sondeos en la población reflejan que la actual Santa María del Porvenir es la de más baja audiencia entre las últimas cinco transmitidas. Con independencia de los códigos y estilos, hay que cambiar los modos de organizar la producción dramática, de manera que exista margen para la adecuación de plazos y frecuencias de transmisión de acuerdo con los niveles de audiencia y aceptación. Entre las dificultades que afronta esta programación se cuentan también la carencia de guiones y guionistas y la aplicación insuficiente de los resultados de las investigaciones sociales en la creación y su repercusión pública.

Más de una decena de intervenciones de los diputados generó la información del ICRT. Mientras la santiaguera Agustina Bell valoró el esfuerzo en la cobertura de los embates y la recuperación de los efectos del huracán Sandy en la región oriental, la artemiseña María de los Ángeles Alonso pidió un mejor posicionamiento de los horarios de los telecentros territoriales.

El doctor Jorge González Pérez sugirió que determinados materiales procedentes de televisoras extranjeras, por sus contenidos, impliquen comentarios por parte de especialistas cubanos. Daniel Rafuls (La Habana) demandó una mayor presencia de mujeres y hombres protagonistas de hazañas cotidianas; el holguinero Reiner Garmendía abogó por reforzar el perfil histórico en la programación deportiva, y el capitalino José Luis Toledo llamó la atención acerca de cómo las carencias en la formación profesional inciden en la calidad de las producciones.

Al responder a preguntas y comentarios de los diputados, Danylo Sirio adelantó que habrá cambios radicales en la programación televisiva dominical a partir del 20 de enero próximo y que se estudia la ampliación de las transmisiones domésticas de TeleSur.

Antes de finalizar ese punto de la agenda, el Presidente del Parlamento Ricardo Alarcón de Quesada reclamó un mayor, amplio y creativo reflejo de los argumentos que sustentan la apelación extraordinaria presentada por la defensa de Gerardo Hernández, de modo que su difusión favorezca el imprescindible acompañamiento mediático de la batalla legal.


http://www.granma.co.cu/2012/12/13/nacional/artic04.html

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris