Facebook Twitter Google +1     Admin
20130117134348-cuba-celular.jpg

Amaury E. del Valle/ Tomado de Juventud Rebelde digital

 Si bien todavía queda mucho camino por andar, la reciente disposición de rebajar la tarifa del minuto, y extender la modalidad de «el que llama paga» a todo tipo de servicios de telefonía móvil, además de acogerse con satisfacción por muchos como un paso más en el abaratamiento del servicio, también ha suscitado no pocas dudas en la población.

Algo similar ha sucedido con el anuncio de una próxima extensión del ciclo de vida de los celulares, que podrá llegar hasta casi un año en dependencia del monto de la recarga.

Para despejar algunas incógnitas y profundizar en estas medidas y en planes futuros, JR conversó con especialistas de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, Etecsa.

Celulares y telefonía fija alternativa

Ya desde el pasado 10 de enero se implementó «el que llama paga» a todo tipo de servicios de telefonía móvil, lo cual incluye a los celulares pagados a través de tarjetas compradas o por recarga en las oficinas de Etecsa, también conocidos como prepago; así como aquellos que usan actualmente empresas e instituciones, denominados pospago.

Lo anterior significa que se mantiene que el que realice una llamada de voz, ya sea a otro celular o a un teléfono fijo, asumirá el costo de la llamada, así como las recibidas desde un teléfono fijo. Son libres de costo las recibidas desde otro celular y las provenientes del exterior, estas últimas vendrán antecedidas por «00».

Las medidas incluyen también una rebaja de la tarifa de las llamadas desde y hacia celulares, que anteriormente era de 0,45 centavos en CUC el minuto y, desde este 16 de enero, es de 0,35 centavos en CUC, en el horario de las 7:00 a.m. a las 10:59 p.m. pues se mantiene la disposición de que las llamadas entre 11 de la noche y 6:59 de la mañana solo cuesten 0,10 centavos en CUC.

Según explicó el ingeniero Héctor Marsal Blanco, director de Mercadotecnia de la División de Servicios Móviles de Etecsa, con «el que llama paga» se elimina el 00 al principio y el 88 al final del número que llamaba, lo cual obligaba a los usuarios a duplicar su agenda de contactos, para poder identificar al llamante.

Ahora, explicó el directivo, las comunicaciones desde los celulares estarán antecedidas por el +53 y el número del móvil, que comienza por 5, y si la llamada se realiza desde un fijo, aparecerá en la pantalla del celular receptor el +53 y el código de la provincia desde la que se llama (ejemplo 7 si es desde La Habana, 45 Matanzas, 21 Guantánamo, 22 Santiago de Cuba, entre otros) y el número del teléfono fijo.

La disposición, aclaró, lo que incluye de novedoso es que no se limita a los celulares prepago, sino a todas las modalidades de servicios de celulares, incluyendo los que están en empresas e instituciones y aquellos de la llamada Telefonía Fija Alternativa (TFA).

Sobre este tema, que ha suscitado numerosas interrogantes, el ingeniero Marsal aclaró que los también conocidos como TFA fueron una solución encontrada para darle acceso a las telecomunicaciones a personas o lugares que no lo tenían, ya sea por la ubicación geográfica, problemas tecnológicos o falta de capacidades técnicas.

«Los TFA son equipos que se encuentran en un lugar fijo, y cuya tarifa se paga en moneda nacional, pero con una cantidad limitada de minutos al mes según el tipo de servicio, pues desde el punto de vista de infraestructura de soporte comunicativo, también usan la misma red celular», explicó.

No obstante, es importante despejar la duda que nos han manifestado algunos usuarios, quienes creen que la rebaja de la llamada para los celulares a 0,35 centavos de CUC también se aplica a los TFA, lo cual no es así, subrayó el director de Mercadotecnia de la División de Servicios Móviles de Etecsa.

«Los clientes de estos servicios, ya sean los individuales o los ubicados en empresas, entidades o puntos de acceso público, continuarán sujetos a su mismo esquema en moneda nacional y a la cantidad de minutos dispuestos para ellos», explicó.

«Solo que ahora —agregó— al igual que para el resto de los celulares, serán ellos quienes asuman el costo de la llamada hacia otros equipos móviles, en moneda nacional; mientras que si se llama desde un móvil hacia ellos la asumirá el primero, pero no se le descontará ningún minuto al TFA».

Plazos y vigencias

Otra de las medidas anunciadas y que se pondrá en vigor en los próximos días es la extensión del ciclo de vida útil de los celulares, en función del monto de la recarga realizada por el cliente.

El monto mínimo, aclaró el ingeniero Marsal, continúa siendo de 5,00 CUC, ya sea habilitando el mismo a través de las tarjetas prepagadas o en las oficinas habilitadas para ello por Etecsa.

Si la recarga está entre los cinco y nueve pesos convertibles, el plazo de vigencia de la línea será de un mes; si se ubica entre los diez y 19 CUC llegará a los sesenta días; si está entre 20,00 y 29,00 CUC se extenderá a 180 días; de 30,00 a 39,00 hasta los 270 días; y a partir de los 40,00 CUC llegará a los 330 días.

En todos los casos se mantiene la disposición de otorgarle al usuario otros 30 días adicionales después de expirar el ciclo de vida útil, tiempo durante el cual la línea se mantiene inactiva hasta que se efectúe una nueva recarga, aunque podrá seguir recibiendo llamadas y mensajes de texto, desde otro celular o desde el exterior. Finalizado ese plazo, el cliente perderá el derecho a la línea y al número.

Lo novedoso ahora, explicó el directivo de Etecsa, es que la persona podrá tener activada hasta casi un año su línea sin necesidad de volver a recargarla en ese tiempo, si el monto situado es de 40,00 CUC, lo cual le permite, por ejemplo, a quien vaya a ausentarse del país y no quiera perder durante ese tiempo su número, poder abonar esa cifra antes de viajar, sabiendo que lo tendrá vigente por 330 días, y otros 30 adicionales al plazo de vigencia.

Sobre este tema, muchos se preguntan qué pasaría si ubicaran, por ejemplo, diez, 20, 30 y hasta 40 pesos convertibles, y consumieran ese saldo antes de terminar el plazo de vigencia dispuesto en cada caso, y debieran recargar con una cifra menor que la inicial.

«En ese caso, explica el ingeniero Marsal, siempre se tendría en cuenta el tiempo dispuesto según la mayor recarga. O sea, si la persona situó 40,00 CUC, lo cual le otorga 330 días, aunque consuma ese crédito y recargue con apenas cinco, todavía tendrá de vigencia el plazo mayor».

Existen en este momento tarjetas de cinco, diez y 20 pesos, así que, para una recarga por un valor diferente o de un monto mayor de 20 tendría que hacerlo en una oficina habilitada para ello.

Igualmente el plazo de vigencia según el monto de la recarga se aplica para el saldo equivalente en CUC que se le sitúe a alguien desde el exterior del país, ya sea a través de diferentes espacios habilitados para ello en Internet, o en oficinas que ofrecen esta facilidad en diversas partes del mundo.

Congestión en líneas y oficinas

Una de las quejas más recurrentes de la población con respecto a la telefonía celular, además de la congestión en horarios y días señalados, es la referida a las largas colas para lograr hacer una recarga.

Con respecto a este tema, Tania Velázquez Rodríguez, directora central de Comercial y Mercadotecnia, aseguró que actualmente, además de existir disponibilidad de tarjetas prepagadas de cinco, diez y 20 pesos, se trabaja también en ampliar la red de ventas a través de otros espacios como hoteles, tiendas para el turismo, telepuntos, estaciones de gasolina de la compañía Cimex, entre otros.

Además, paulatinamente se expande la posibilidad de recargar desde cualquier oficina de Etecsa, dedicada o no a la telefonía móvil, y se implementarán otros puntos de recarga en diferentes entidades, e incluso se prevé que en el futuro se pueda poner saldo a los móviles a través de los cajeros automáticos.

También se trabaja en la ampliación y modernización del Centro de Gestión, unificando diferentes servicios en uno solo, para favorecer a quienes prefieren la asistencia de la operadora para realizar gestiones de diversa naturaleza.

Cuba, que al cierre del año 2012 tenía 1 680 000 líneas móviles activadas, así como otras 109 000 del servicio TFA, de las 2 800 000 líneas telefónicas existentes, está llamada a seguir extendiendo y acercando los servicios celulares cada vez más a la población.

Cada paso que se dé en ese sentido, aunque falta aún camino por recorrer, al final se revertirá en una mejora en la calidad de vida de la población y tendrá a su vez un impacto en el avance económico y social del país.

TOMADO DE http://www.juventudrebelde.cu/suplementos/informatica/2013-01-16/la-telefonia-celular-sigue-dando-pasos/

 

Nuevo ciclo de vida de la telefonía celular

Monto de la recarga (CUC) Plazo de vigencias (días)
Desde 5.00 a 9.00
30
Desde 10.00 a 19.00
60
Desde 20.00 a 29.00
180
Desde 30.00 a 39.00
270
A partir de 40.00
330
Nota: En todos los casos se tienen los 30 días adicionales al plazo de vogencia, tiempo durante el cual se mantiene la línea inactiva hasta que se efectúa una nueva recarga.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris