Facebook Twitter Google +1     Admin
20131231142244-ester-borja.jpg

"Ella continuará creciendo entre nosotros como una mariposa, la auténtica flor nacional, cubana y universal por los valores que siempre supo defender", expresó Miguel Barnet, presidente de la UNEAC, quien a nombre de los escritores y artistas cubanos, rindió tributo a Esther Borja, eminente cantante fallecida el pasado sábado 28 pocos días después de cumplir 100 años de vida.

En el obituario suscrito por la Presidencia de la UNEAC se recuerda la trayectoria artística de Esther desde los días de su debut en 1935 hasta la labor como concertista y consejera de las nuevas generaciones de cantantes, que desempeñó hasta muy avanzada edad.

Premio Nacional de Música en el 2001, Esther fue merecedora de numerosos reconocimientos y distinciones, entre ellas la Orden Félix Varela de Primer Grado, concedida por el Consejo de Estado, y la condición de Artista de Mérito de la UNEAC. Zarzuelas y el repertorio lírico nacional fueron sus baluartes interpretativos, expresados en la radio, el teatro, el cine y la televisión en Cuba y en muchos otros países en los que triunfó.

"La mejor manera de seguir teniendo a Esther entre nosotros —dice la nota— será promoviendo su único estilo interpretativo, pero sobre todo inculcando a los músicos de hoy y mañana la pasión y la ética con que asumió la cubanía". (SE)

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris