20151115140504-0-luto-paris.jpg

Paris.- El primer ministro francés, Manuel Valls, comunicó hoy que ya fueron identificadas 103 víctimas mortales de los atentados del viernes pasado en la capital gala.

La identificación de los cadáveres no está concluida porque quedan entre 20 y 30, declaró ante medios de prensa.

Entretanto, fueron detenidos e interrogados familiares y conocidos de Ismael Omar Mostefai, el francés referido como uno de los autores de los ataques.

También trascendió que varios fusiles de asalto kalashnikov, del mismo tipo que los usados en los atentados, se hallaron en el automóvil abandonado localizado por la policía en las afueras de la capital, informaron fuentes judiciales.

El procurador de París, François Moulins, afirmó que uno de los tres individuos detenidos el sábado en Bélgica era un francés que había alquilado el coche en el que los terroristas llegaron a la sala de conciertos atacada. Los otros dos arrestados eran, como el primero, residentes en la región de Bruselas.

El presidente François Hollande recibe este domingo en el Palacio del Elíseo a los principales líderes políticos del país para tratar de buscar unidad ante el desafío que representa la amenaza terrorista.

El primer encuentro lo sostuvo con Nicolás Sarkozy, líder del partido conservador Los Republicanos, quien pidió a Hollande modificaciones drásticas en la política de seguridad.

Le he dicho que deberíamos construir respuestas adaptadas, lo que quiere decir cambios en la política exterior, decisiones en el plano europeo y una modificación drástica de nuestra política de seguridad, dentro del respeto de nuestras convicciones, declaró al salir la reunión.

El jefe de Estado anunció tres días de duelo nacional y el reforzamiento del dispositivo de seguridad, con la movilización de las fuerzas del orden y del ejército. Comunicó además que comparecerá el lunes ante el Parlamento para informar de las medidas que planea adoptar.

También ordenó el estado de urgencia en todo el territorio nacional y el restablecimiento de los controles en las fronteras.

Según los datos más recientes, al menos 129 personas murieron y 352 resultaron heridas (de ellas 99 en condiciones graves) durante las explosiones y tiroteos ocurridos en París, reivindicados por el Estado Islámico.

En las recientes horas miles de personas se movilizaron en diferentes puntos de Francia para rendir homenaje a las víctimas de los atentados.