20160321001724-cebuodwxiaaru-w.jpg

El presidente norteamericano Barack Obama y su familia recorrieron hoy sitios emblemáticos de La Habana Vieja, como parte del programa de su visita oficial a Cuba, la primera de un mandatario de EE.UU. en funciones en 88 años.
   Guiados por Eusebio Leal, Historiador de La Habana, Obama, junto a la delegación  que lo acompaña, iniciaron su recorrido por la Plaza de Armas, sitio construido en 1519, poco después de la fundación de la ciudad y una de las más hermosas de la capital.
   Bajo una pertinaz lluvia, el mandatario admiró el monumento a Carlos Manuel de Céspedes, estatua de mármol blanco ubicada en el centro de la Plaza y cerca de El Templete, inmueble de estilo neoclásico donde se realizó la primera misa y cabildo de la Villa de San Cristóbal de La Habana.
   En su primera actividad oficial, Obama y su familia caminaron por el centro histórico de la ciudad, próxima a cumplir  500 años de fundada, y la cual fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en 1982.
   Acudieron al Palacio de los Capitanes Generales, actual Museo de la Ciudad y cuya construcción comenzó en 1776, y que deviene la obra de mayor importancia arquitectónica del desarrollo del Barroco cubano.
   En esa instalación apreciaron un cuadro con la imagen de Abraham Lincoln, decimosexto presidente de los Estados Unidos, y quien promulgó medidas para la abolición de la esclavitud en ese país.
    El Presidente  de los Estados Unidos visitó también La Catedral de la Virgen María de la Concepción Inmaculada, templo católico que se encuentra en el corazón de la zona más añeja de la ciudad.
   Obama saludó a las personas congregadas en la Plaza de La Catedral, y se dirigió al interior de la iglesia, donde fue recibido por el Cardenal Jaime Ortega, Arzobispo de La Habana.
   Como parte de esta visita, el mandatario norteamericano se reunirá con el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y posteriormente ambos realizarán una declaración a la prensa.
   Este viaje se produce apenas 15 meses después de los históricos acontecimientos del 17 de diciembre de 2014, cuando los mandatarios de Cuba y Estados Unidos anunciaron la decisión de restablecer relaciones diplomáticas tras más de cinco décadas de ruptura.    /  ACN