Facebook Twitter Google +1     Admin
20090524234021-radionovela-cubana.jpg

Una múltiple mirada a la labor del asesor en la radio suscitó la jornada de este jueves al iniciar la sesión teórica del 31 Festival Nacional de la Radio Cubana, que concluye hoy con una gran Gala de Premiaciones en el teatro Campoamor, en el municipio habanero de Güines.

Especialistas, investigadores, periodistas, asesores, directores, y realizadores del medio radial de todo el país reflexionaron sobre la responsabilidad y el quehacer artístico del asesor, como ente mediador entre el escritor, el realizador, los actores, y el producto radiofónico. Al respecto el periodista, crítico e investigador Reynaldo Cedeño Pineda, de la emisora Radio Siboney de Santiago de Cuba, expuso sus puntos de vista sobre ese la especialidad en la radio y ahondó en aspectos relacionados con el asesor que tenemos y el que queremos tener.

El asesor vive del libreto que revisa, afirmó el famoso escritor y guionista Joaquín Cuartas, en tanto la laureada asesora Orieta Cordeiro recordó el rol de los asesores como censores de los contenidos y su función en la defensa de la política de programación. “Un asesor es un artista capaz de enfatizar y descubrir la sensibilidad creativa del escritor, un maestro y guarda de la calidad artística de la producción radial”, expresó.

La necesidad de formación de asesores, realizadores y escritores de radio, a partir del incremento del número de emisoras en Cuba, fue otro de los reclamos de los participantes del evento teórico del Festival Nacional de la Radio Cubana, que sesionará hasta mañana en La Habana.

Caridad Martínez, directora y escritora de Radio Progreso propuso realizar en la próxima edición del festival una jornada de homenaje a la escritora Dora Alonso, por la impronta de su legado a todos los radialistas de Cuba y América Latina, y en reconocimiento a la labor de una mujer que trabajó y constituye un faro y guía de las nuevas generaciones de radialistas cubanos.

LO QUE NOS FALTA EN LOS DRAMATIZADOS

Como parte de la jornada teórica del 31 Festival Nacional de la Radio Cubana, tuvo lugar un interesante debate acerca del Ensayo al Micrófono, una de la partes integrantes del proceso de producción de dramatizados, programación que distingue a Cuba del resto de las emisoras radiales de América Latina y el Caribe.

Silvio Hernández Labori, especialista de la Dirección de Programación de la Radio Cubana, significó las tendencias en la pérdida de calidad de los dramatizados a partir de la omisión del Ensayo al Micrófono, y la necesidad de exigir, por las administraciones, directores, asesores, y los propios actores, la inclusión de esta modalidad que no sólo subsana errores, sino que exige del actor y el director una proyección más eficaz en la realización de los programas dramatizados.

El joven escritor y guionista de Radio Progreso, Alberto Luberta Martinez intervino en el panel para recabar del profesionalismo y la responsabilidad de los artistas de la radio en función de la programación, en tanto el realizador Fernando González Castro, de la provincia de Villa Clara, ejemplificó la importancia de esta parte del proceso también para la preparación de los nuevos hombres y mujeres de nuestra radiodifusión.

Ha triunfado la persistencia, el compromiso y el mérito agradecido de radialistas que como hacedores de cultura, hicieron posible reunir 590 obras en este festival, para propiciar la reflexión colectiva sobre estos temas que más inciden en la programación de nuestras radioemisoras, afirmó Guillermo Pavón Pacheco, vicepresidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión.

Disciplina, control, rigor, conocimientos, y superación fueron temas recurrentes en este primer día de reflexiones del 31 Festival Nacional de la Radio Cubana, que contó además con la presencia de Ernesto López Domínguez, presidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión.

López Domínguez llamó a los creadores de la radio a reforzar la disciplina, la unidad, la responsabilidad y la creatividad en la producción de dramatizados que es un patrimonio de la cultura cubana. Se trata, dijo, de ganar en coherencia y armonía pues la radionovela también constituye un arma de la batalla de ideas, en defensa de la identidad y soberanía.

Fuente:  Maria Salomé Campanioni, Editora Web del Portal de la Radio Cubana

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris