Facebook Twitter Google +1     Admin
20110208134213-mariadelosangeles-santana.jpg

María de los Ángeles Santana, sin dudas uno de los rostros más carismáticos y emblemáticos de nuestro teatro, radio, cine y televisión, falleció en la noche de ayer a los 96 años de edad.

Merecedora del Premio Nacional de Teatro en el 2001, y el Premio Nacional de Televisión, en el 2003, la primerísima actriz, vedette y cantante inició su prolífera carrera en la década del treinta, contratada por Películas Cubanas S.A. En 1938 intervino en el filme El romance del palmar, dirigido por Ramón Peón García, y al año siguiente figuró en Mi tía de América, Estampas habaneras y Cancionero cubano, dirigido por Jaime Salvador.

Natural de La Habana, María de los Ángeles tuvo también una destacada carrera dentro de la radio y la televisión para la cual protagonizó series tan populares como Los abuelos se rebelan, Entre mamparas y San Nicolás del Peladero, gustado programa en el que, durante 24 años, interpretó el personaje de La Alcaldesa. Notable resultó asimismo su trabajo lírico con el maestro Ernesto Lecuona, con quien trabajó en numerosas ocasiones.

Actriz musical y dramática —de un talento innegable—, protagonizó para la escena teatral piezas tan importantes de nuestra historia como La verbena de la paloma, Cecilia Valdés, Mujeres, Vivir con mamá y Una casa colonial, esta última de Nicolás Dorr.

Siempre afable y sonriente, cubana fiel, sensible y romántica, María será recordada con admiración, respeto y cariño por varias generaciones de cubanos que, en un último adiós, le dan las gracias por su maestría.

Sus cenizas serán expuestas, a partir de las 9:00 a.m. de hoy, en la funeraria de Calzada y K, en el Vedado.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris