Facebook Twitter Google +1     Admin
20120806045325-usain-bolt.jpg

Registró 9.63, récord olímpico y segunda mejor marca de todos los tiempos. Blake, con 9.75, fue plata y Gatlin, en la carrera de su vida (9.79), bronce.

Más de 80.000 gargantas en el Olympic Stadium de Londres estallan con un nombre: "¡Usain, Usain!". El nombre del único ser humano en el Planeta Tierra capaz de superar los 400 kilos de fuerza directa aplicada al suelo en cada paso de carrera cuando su pie entra en contacto con la pista sólo durante tres centésimas de segundo. Ese hombre, ser o especie mutante surgida de las junglas jamaicanas del parish de Trelawny es Usain Bolt, que opera a través de un chasis de 1,96 de altura y un pie de talla 52.

En Londres, Usain Bolt dobló su título olímpico de Pekín con un registro, 9,63, que vale récord olímpico. Bolt se convierte en el segundo atleta (tras Carl Lewis en 1984 y 88) que dobla título en 100 metros, la empresa que Jesse Owens no pudo acometer. Bolt no bajaba de 9.70 desde 2009. Se queda a cinco centésimas de su plusmarca universal de aquel año, en el Mundial de Berlín.

Ningún ser humano se acerca a los parámetros de Bolt: sólo Usain, cuando se difumina en una sombra errante, es capaz de destronar a Bolt, el grandioso relámpago que se abatió sobre Pekín, Berlín y ahora sobre Londres. En la final más rápida de la historia olímpica, Yohan Blake (9,75, plata), Justin Gatlin (9,79, bronce) y Ryan Bailey (9,88) hicieron marcas personales. Tyson Gay, que sollozaba en la zona mixta tras haber perdido el bronce ante Gatlin por una centésima, hizo 9.80: su marca de 2012. Siete hombres, todos excepto el lesionado Asafa Powell (11.99), bajaron de 10.00. Las mejores reacciones fueron las de Gay (0.145) y la del sexto, Martina: 0.139. Bolt salió cauteloso (0.165). Pero nadie acelera como el Relámpago, que carboniza la carrera a 45 km/h con un sideral cambio de ritmo a media recta. Impone el coloso mutante de Trelawny cuando asesta mazazos como truenos de más de 400 kilogramos al material sintético, que se abre ante las zancadas de Bolt en un desgarrado mar rojo.

"Yo hablo en la pista", sentenció Bolt tras la vuelta triunfal con su amigo Blake, ya no tanta Bestia. El Olympic Stadium vibraba: "Usain, Usain". Gay lloraba a lágrima viva. Y el relámpago mutante de Trelawny vuelve a cazar este jueves, en la final de 200 metros: es su prueba predilecta.

http://masdeporte.as.com/masdeporte/2012/08/06/juegosolimpicos/1344211823_836930.html

Usain Bolt, el jamaicano que eclipsó a Bob Marley

LONDRES — Usain Bolt, que ganó este domingo el oro en 100 metros de Londres-2012 con el segundo crono de la historia (8.63), en la prueba reina de los Juegos Olímpicos, se ha convertido en el icono de Jamaica, superando en popularidad al famoso músico Bob Marley, el padre del reggae.

Cuando los turistas visitan la isla caribeña, además de las playas, preguntan por los lugares en los que han vivido Usain Bolt y Bob Marley. Pero el atleta quiere ser una leyenda viva, al contrario que su compatriota.

"Si gano tres medallas de oro en Londres, como hice en Pekín, seré una leyenda viva. La mayoría de las leyendas están muertas y yo estoy caminando y respirando", afirma.

En Pekín ganó los oros en 100 y 200 metros y en el relevo 4x100 metros, batiendo en los tres casos los récords del mundo. Ahora aspira de nuevo a tres oros y ha empezado bien, sin récord mundial, pero con una actuación de nuevo ’extraterrestre’, recordando al Usain de las mejores noches.

Bolt, que cumplirá 26 años el 21 de agosto, ya tiene cinco títulos mundiales, cuatro oros olímpicos y tres récords mundiales.

El velocista jamaicano es un amante del deporte y de la música reggae de su compatriota Bob Marley. Hincha declarado del Manchester United, querría jugar en el equipo inglés cuando se retire del atletismo.

Bolt ha conseguido convertirse en uno de los mejores deportistas de la historia pese a que su pierna derecha es 1,4 centímetros más corta que la izquierda.

Su popularidad es tal que tiene a más de siete millones de personas siguiéndole en Facebook y su jefa de prensa, Carole Beckford, recibe cada día unas cuarenta peticiones de entrevistas.

Su padre, muy severo con Usain que le sometía a castigos corporales cuando era un niño, le inculcó de pequeño un gran amor por el cricket por lo que no disputó su primera carrera en la escuela hasta que no tenía ocho o nueve años, en la que se resbaló y cayó al suelo.

Cuando tenía nueve años vio morir delante de sus ojos a su abuelo, que se resbaló en la cocina y su cabeza chocó contra la puerta. La ambulancia vino muy tarde y no se pudo evitar el fallecimiento.

Esas experiencias han marcado su carácter tranquilo, en que no parece nunca cundir el pánico ni el nerviosismo en las grandes citas.

Su amor al deporte va más allá de sus queridos cricket y fútbol y cuando tenía trece años vio un reportaje de natación por televisión y sin saber nadar se lanzó a un río, pero había visto antes otro reportaje en que hay que huir del pánico en situaciones difíciles, relajarse y tratar de buscar soluciones.

En aquella ocasión en que casi se hunde, aquel reportaje le salvó y forjó su carácter tranquilo en situaciones difíciles.

Se crió en una pequeña ciudad llamada Sherwood Content, de 2.000 almas, en la que sus padres Wesley y Jennifer poseen un comercio de ultramarinos, que se ha hecho famosa en el mundo.

Después de su triunfo este domingo en Londres, esa pequeña población jamaicana y su propio país, el primer desembarco caribeño de los barcos británicos de esclavos, ha tomado una mayor dimensión. Jamaica está más que nunca en la boca de todos gracias a Usain Bolt.

http://www.google.com/hostednews/afp/article/ALeqM5iS_O74YuKJeYsdqO6MKWbYQKNe5w?docId=CNG.449c1aafcb6df05dd775fe

29d85d7a80.641

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris