Facebook Twitter Google +1     Admin
20121108095311-radio-cubana.jpg

La edición trigésimo cuarta del Taller Teórico del Caracol, convocado por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), inició sus sesiones ayer en la Sala Villena, con sentidas palabras de elogio por el aniversario 90 de la Radio Cubana.

El reconocimiento por la labor desplegada a personalidades del medio dio paso al debate propuesto por la mesa Años de radio, hoy como ayer, moderada por Orieta Cordeiro, con el que comenzó el ya tradicional evento sus sesiones de intercambio previstas para concluir mañana y en las que han sido incluidos, entre otros, temas como los avatares estético-artísticos de la producción cinematográfica y el audiovisual, las carencias estético-artísticas en la programación informativa para niños y las producciones independientes de los nuevos realizadores.

La ponencia Algo más (Programas de radio con destinatario juvenil), de Roxana Fuentes, guionista y directora de programas, fue el eje central sobre el cual vertió sus opiniones el público invitado, para proponer impresiones y sugerencias destinadas a conseguir un resultado mucho más efectivo del que sin dudas tiene bien reconocido el medio en cuestión.

La censura a ciertas fórmulas de las que no consigue escapar casi ninguna emisora al concebir espacios juveniles, que se encasillan en un tema central, varias secciones y música; y lo poco frecuente que resulta hallar proyectos novedosos y originales, constituyen algunas de las aristas abordadas por Fuentes para constatar que "algo más faltaría para poder evaluar con satisfacción los programas radiales dedicados a los jóvenes".

Otro "punto flojo" de la programación destinada a este grupo de radioyentes fue reconocido por la especialista en el facilismo con que se elabora el proceso comunicativo para educar y orientar con un discurso recurrente que no siempre logra su cometido, a la vez que acotó la falta de originalidad de algunos creadores (directores, asesores y guionistas) para tocar temas cruciales con la creatividad requerida.

En los debates se emitieron criterios en torno a la necesidad de construir un discurso que contemple el cambio que está teniendo nuestra sociedad y el mundo en general, y se abogó por la presencia de emociones en los mensajes para poder llegar a los receptores.

Mabel Manso, directora de Radio Rebelde, explicó cómo se tienen en cuenta las investigaciones sociales que contemplan preferencias y gustos para conseguir un mejor resultado en el trabajo, y abordó la necesidad de defender nuestra identidad sonora, y la de los programas, para lo cual pidió que lejos de que estos se pierdan por la falta de creatividad, deben atemperarse a los nuevos tiempos.

Danylo Sirio, presidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), intervino para referirse a la necesidad de erradicar las coincidencias de temas, estereotipos y hasta en ocasiones, de las mismas voces, que tienen lugar en programas en una misma jornada, y a las estrategias para hacer competitiva a la radio cubana.

Madeleine Sautié Rodríguez
madeleine@granma.cip.cu

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris