20160321235711-firma-mou.jpg

Un memorando de entendimiento firmaron hoy en esta capital autoridades agrícolas de Cuba y Estados Unidos, en una de las actividades del programa de la visita oficial del presidente norteamericano Barack Obama.
   Gustavo Rodríguez Rollero y Thomas Vilsak, ministro y secretario del Departamento de Agricultura, respectivamente de uno y otro país, suscribieron el documento.
   El texto persigue el propósito de fomentar la colaboración en el comercio agrícola, la productividad, la seguridad alimentaria, el manejo sostenible de los recursos naturales, así como la protección contra la introducción y dispersión de plagas, enfermedades de las plantas, los animales y el medio ambiente.
  Rodríguez Rollero dijo en el encuentro que el acuerdo demuestra el interés de ambos gobiernos de trabajar en el proceso de normalización de las relaciones.
   Recordó que sus bases datan de la visita a Cuba de Vilsack en noviembre de 2015 y desde entonces han identificado algunas esferas de colaboración, aunque “por nuestra parte estamos en capacidad de suscribir acuerdos sobre fitosanitaria y zoosanitaria”, puntualizó.
   Añadió que su interlocutor conoce la labor de campesinos y cooperativistas cubanos para hacer producir la tierra en condiciones difíciles por las limitaciones que impone el bloqueo económico, financiero y comercial de EE.UU. contra la Isla, y su impacto en la falta de insumos y tecnologías más modernas.
   Vilsack coincidió con su anfitrión en que el bloqueo constituye una barrera a la plena vinculación mutua, y la presencia del mandatario norteamericano en La Habana es un reflejo de que debe ser eliminado en el Congreso mediante la presión política necesaria, opinó.
    Entretanto, agregó, seguiremos promoviendo la cooperación y le he pedido a mi equipo de trabajo que labore con el Ministerio de la Agricultura de Cuba para crear un  plan de trabajo que permita el cumplimiento de los objetivos del actual memorando
   Especialistas del organismo comentaron a la ACN que este último es el primero de su tipo que aprueban representantes de las dos naciones desde el establecimiento  del cerco norteamericano a Cuba hace más de medio siglo y es considerado el más largo de la historia.                                
   Sin embargo, es el segundo que concretan en menos de 72 horas, cuando rubricaron uno relacionado con la cooperación en áreas de hidrografía y geodesia para mejorar la seguridad de la navegación marítima.
   Cándido Alfredo Regalado Gómez, jefe de la Oficina Nacional de Hidrografía y Geodesia, y Jeffrey De Laurentis, encargado de negocios de la embajada de EE.UU. en La Habana, estamparon sus firmas en el citado documento en una ceremonia efectuada en el capitalino Hotel Palco./ ACN